SAN JOSÉ.- El proceso independentista de la región centroamericana es considerado un ejemplo de acuerdos pacíficos en el continente, a pesar de los momentos de tensiones que precedieron al 15 de septiembre de 1821, la fecha en que las provincias de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua decidieron apartarse de la corona española que los dominó por más de 300 años.

Un mes antes a esta fecha habían llegado a Centroamérica las noticias de la Independencia de México, bajo los términos establecidos en el Plan de Iguala de Agustín de Iturbide; pero también, el sentimiento independentista comenzó a crecer entre los criollos que veían en el proceso de Estados Unidos y en la Revolución Francesa un ejemplo a seguir.

Así pues el 15 de septiembre de 1821, en una reunión de notables en la Ciudad de Guatemala, los representantes de las provincias centroamericanas declararon su independencia de España y conformaron una Junta Gubernativa provisional, presidida por el antiguo Capitán General español, Gabino Gaínza.

El Acta de Independencia, el documento legal mediante el cual la Diputación Provincial de la Provincia de Guatemala, proclamó ese día la separación de la Monarquía Española y es la fecha de referencia regional marcada en su historia, a pesar de que Costa Rica la firmó en octubre de ese mismo año.

Desde las últimas décadas del siglo XVIII, en diversas regiones de América Latina tuvieron lugar varias rebeliones en contra del dominio español, algunas más exitosas que otras.

El menosprecio de los españoles peninsulares hacia los criollos de la región, las desigualdades políticas, el descuido de los gobiernos coloniales en lo social, económico y cultural y la impopularidad de las autoridades; son parte de las causas que llevaron a estos países a desprenderse de los españoles, regidos en ese entonces por la Capitanía General de Guatemala.

En la primera década del siglo XIX, las autoridades coloniales españolas impusieron una serie de medidas fiscales y económicas impopulares, como el aumento de tributos y la consolidación de deudas estatales, para financiar las guerras europeas de la Corona española.

Estas medidas acrecentaron el sentimiento de independencia entre los criollos. Los historiadores consideran que el fenómeno que sirvió como detonante al proceso de independencia de Centroamérica, fue la Invasión Napoleónica a España en 1808 que significó el colapso temporal de la autoridad real.

Desde ese hecho hasta el año de independencia, hubo varios intentos armados de alzamiento en varios puntos centroamericanos que terminaron siendo aplacados por los representantes españoles en esos territorios.

El nuevo gobierno centroamericano dominado por el abogado y profesor hondureño José Cecilio del Valle, reaccionó rápidamente para incorporar el reino al Imperio Mexicano el 5 de enero de 1822.

En marzo de 1823 el gobierno de Iturbide en México colapsa y éste abdica. El 14 de junio se reúne el primer Congreso y se anula la anexión a México, aprobándose la Declaración de Independencia absoluta de Centro América el 1 de julio de 1823 y formándose las Provincias Unidas de Centro América, una federación que incluía a Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica. El doctor Pedro Molina se convierte en Presidente de la Junta del Supremo Poder Ejecutivo.

Aunque la fecha oficial de independencia es el 15 de septiembre de 1921, no se pueden obviar estos acontecimientos posteriores que provocaron una real independencia de Guatemala como país, incluso los tiempos de la Federación Centroamericana hasta los años 40 de ese siglo.

La separación de la Corona Española promovió la creación de un congreso y la escogencia de sus representantes por vías electorales, la formación de provincias independientes, una nueva constitución y el asentamiento del catolicismo como creencia religiosa de la región.

No obstante, a partir de la proclamación de la independencia comenzaron las disputas territoriales para lograr establecer las provincias que hoy conocemos como naciones, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Con la independencia muchos municipios de toda la región, desde Chiapas hasta Costa Rica, asumieron el derecho de actuar por cuenta propia y muchos declararon su separación no solo de España, sino también de México y Guatemala (donde estaba la capitanía general española).

Para recordar esta fecha histórica, los cinco países centroamericanos celebran con feriado nacional y desfiles escolares, enarbolando los colores de sus banderas y recordando ser naciones libres.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario