¿Qué consecuencias tiene para Venezuela la declaración de default?
Uno de los riesgos de que el régimen de Venezuela declare el default o cesación de pagos, sería el cierre de la posibilidad de solicitar créditos y préstamos a entidades internacionales

CARACAS.- Luego de que el régimen venezolano anunció que iniciaría un esquema de reestructuración de la deuda externa, las alarmas se encendieron en los mercados mundiales, ya que, hay serias dudas sobre la capacidad de negociación del equipo designado por el dictador Nicolás Maduro, o y si dejarán de pagar para llegar al default.

A continuación se precisan algunas de las implicaciones que tiene para el país caribeño la posible declaración de default, de acuerdo a un trabajo publicado por el medio digital El Pitazo:

  • La deuda externa de Venezuela oscila entre 60 y 90 mil millones de dólares, según cifras de bancos de inversión y del Banco Central de Venezuela. En todo caso, no se sabe con exactitud lo que se debe y hasta cuándo se va a pagar.
  • Petróleos de Venezuela (PDVSA) también generó deudas por el orden de los 28.600 millones de dólares en bonos e intereses. Analistas independientes han denunciado que la política de endeudamiento de la petrolera estatal se inició en 2007, sin que la Asamblea Nacional y la Contraloría General hayan aprobado o revisado, los montos de los contratos.
  • Las reservas internacionales de Venezuela están en 9. 700 millones de dólares. Para 2018, las obligaciones de la República en materia de deuda externa rondan los 8 mil millones de dólares. Si el refinanciamiento fracasa, la posibilidad de default es muy elevada.
  • Calificadoras de riesgo han señalado que las sanciones financieras de los Estados Unidos a funcionarios del régimen impiden que haya nuevas negociaciones.
  • Los inversionistas "no pueden acordar contrato alguno firmado por estos funcionarios, negociar con ellos, proporcionarles servicios o procesar cualquier transacción directa o indirectamente en su nombre", dijo la entidad americana en un comunicado oficial.
  • Las desventajosas condiciones con las cuales arrancarían las negociaciones generaron reacciones negativas en calificadoras de riesgo, como la china Dagong Global Credit Rating la cual colocó la ponderación crediticia de Venezuela, en la lista de revisiones negativas.
  • La empresa china aseguró en comunicado a sus clientes que existe "una considerable incertidumbre sobre si el Gobierno venezolano, pueda pagar la deuda según lo programado".
  • Otra empresa que revisa las condiciones de pago de las acreencias de los países, la estadounidense Fitch, bajó la calificación crediticia a la deuda venezolana de "CC" a "C" , lo cual hace altamente probable el default. Un país con calificación óptima se ubica en AAA.
  • Moody’s, con sede en Nueva York, rebajó calificación de Pdvsa a "Ca" por incumplimiento de pagos, como consecuencia de atrasos en cancelaciones de intereses de su deuda.
  • El asesor financiero Guillermo García considera que si Venezuela entra en default. "Los activos de la República y de Pdvsa en el exterior, entran en riesgo de embargo por parte de los acreedores".
  • Explicó, en un texto de opinión divulgado esta semana, que esto puede incidir en la producción y venta de crudo por meses, además de disminuir activos financieros que se encuentren en el exterior, tales como: Citgo, oro en custodia, cuentas bancarias.
  • Se cerrarían los mercados financieros internacionales a Venezuela, pues el régimen y el sector privado no podrán recurrir al financiamiento internacional.
  • Se reduciría la inversión extranjera directa, agudizando el estancamiento de la producción y llevando a la economía nacional de los actuales niveles de escasez y desabastecimiento a una situación de crisis humanitaria.