LA HABANA.- El coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Ovidio Martín Castellanos, salió el pasado lunes de la celda de castigo en la que se encontraba recluido desde el 1 de septiembre en la prisión de Aguadores en Santiago de Cuba, informó él mismo a sus familiares este viernes.

En una nota reseñada por Diario de Cuba, Carlos Amel Oliva Torres, líder del Frente Juvenil de la UNPACU declaró que "en una visita que tuvo ayer de 30 minutos con su hermano Vladimir Martín Castellanos y su esposa Xenaida Rams, él les contó que cuando lo llevaron ante el jefe de Orden Interior Capitán Arce este le dijo que 'Esa contrarrevolución que venía promoviendo en la calle allí dentro no se lo iban a permitir'. Él terminó protestando y gritando consignas. Y el día 1 lo llevan a celda de castigo por ese motivo".

Asimismo, Martín Castellanos denunció a su familia que "los días 2 y 3 luego de ingerir el alimento que le dieron sintió fuertes dolores estomacales. Solicitó ver a los médicos. Delante de los médicos y los soldados protestó y dijo que ya lo habían intentado envenenar en su cédula por una maniobra de la policía política. Después de esto no volvió a sentir síntomas".

Martín Castellanos fue detenido en agosto junto a otros activistas que pasaban el día en un río y el régimen ahora lo acusa de "un falso delito de atentado." En aquel entonces la UNPACU denunció que recibieron una fuerte golpiza.

Entre los detenidos en aquel entonces se encuentra el activista Jesús Sánchez Romero que este jueves suspendió "una huelga de hambre que mantuvo por ocho días para exigir atención médica".

En la golpiza del río en agosto "le lastimaron un testículo. El médico le dijo que si no le dab

En la golpiza del río en agosto "le lastimaron un testículo. El médico le dijo que si no le daban la atención necesaria habría que extirpárselo".

Además, Oliva Torres denunció que en menos de un mes a Sánchez Romero "le han dado dos golpizas": la segunda fue a principios de septiembre cuando en la prisión "fue golpeado por 11 guardias".

La UNPACU denuncia el allanamiento número 61 en lo que va de año

En la mañana de este sábado la vivienda del activista Francisco Piñeiro Amaro en Artemisa "fue allanada a las 9:00 am y se lo llevaron a él detenido", condenó Oliva Torres.

Asimismo, precisó que a finales de agosto tuvieron lugar otros dos allanamientos los días 29 y 30, en la casa del activista Fidel Almaguer Torres en el municipio de Baires, donde se realizan las reuniones de la cédula de UNPACU en esa localidad.

Almaguer Torres "estuvo detenido varios días en Operaciones de Santiago de Cuba y fue liberado bajo fianza y acusado de tenencia ilegal de armas de fuego, pues en el primer allanamiento a su vivienda le ocuparon un esqueleto de revólver muy viejo de cuando las guerras de independencia que usaba su hijo para jugar y que está totalmente inservible".

Precisó también que este activista tiene lesiones por haber luchado en Etiopía y que hasta hace unos años tenía una ayuda social por estas heridas.

"Este señor es artesano que repara cualquier cosa para ganarse la vida. Al día siguiente de detenerlo, el 30 de agosto, le hicieron otro allanamiento a su casa, sin estar él presente, y le llevaron sus herramientas de trabajo: diez destornilladores, dos pinzas, tres martillos, 15 llaves, un nivel, un taladro eléctrico, un motor con un disco de pulidora, un tornillo de banco, una caja de tuercas y tornillos, entre otros".

La UNPACU es una de las organizaciones más activas dentro de la oposición en la Isla. El régimen mantiene tras las rejas a decenas de sus integrantes, actualmente más de medio centenar. A estos activistas la policía política les suele "fabricar delitos", según denuncian familiares y detenidos.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cómo califica la actuación de las autoridades del sur de Florida en la atención de la emergencia ocasionada por Irma?

Eficiente
Buena
Regular
Pésima
ver resultados

Las Más Leídas