Un 43% del territorio cubano padeció de escasez de lluvia durante el primer semestre del año, según corroboró el Boletín de vigilancia del clima, emitido por el Instituto de Meteorología, reseñó DiarioDeCuba

El 7% de las áreas con sequía recibió la categoría de severa a extrema, el 15% de moderada y el 21% de débil, según la publicación más reciente recogida por la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

De acuerdo con el informe, la región central de la Isla fue la más impactada, sobre todo las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, mientras que en menor cuantía le siguieron Artemisa, Camagüey, Las Tunas, Santiago de Cuba y Guantánamo.

En general, 49 municipios tuvieron afectación con sequía de moderada a extrema por encima de un 25% de sus zonas, donde los más críticos resultaron Ranchuelo, Caibarién, ambos en Villa Clara, y Cruces, en Cienfuegos.

Sin embargo, su persistencia se evidenció también en los últimos de 12 meses, cuando el 56% de toda la Isla presentó déficits en sus acumulados correspondientes.

De este total, el 20% del territorio se vio afectado en forma de severa a extrema, el 16% moderada y otro 20% débil.

Los mayores problemas por la escasez de agua ocurrieron en Pinar del Rio, Artemisa, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey, Las Tunas y Granma.

De los 72 municipios implicados, los más dañados fueron Cruces, Lajas y Rodas (Cienfuegos), Caibarién, Cifuentes, Encrucijada, Placetas, Ranchuelo, Remedios y Santa Clara (Villa Clara), Cabaiguán, Jatibonico, Taguasco y Yaguajay (Sancti Spíritus), así como Baraguá, Ciego de Ávila, Ciro Redondo y Florencia (Ciego de Ávila).

Por el contrario, la evolución favorable de los acumulados de las lluvias en la región occidental, en el último mes del trimestre abril-junio, propició la disminución de las áreas afectadas con sequía meteorológica de corto período.

Según análisis realizados por especialistas del estatal Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, superar la intensa sequía que sufre el país desde 2014 se demorará al menos dos años, aún cuando se registren lluvias "aceptables".

Este fenómeno había perjudicado a casi un millón de personas hasta el pasado mes de abril, de ellas 663.000 residentes en la provincia de Santiago de Cuba.

Ante la situación, el pasado mes de julio la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó un proyecto de Ley de las Aguas Terrestres, normativa que busca ordenar la gestión integral y sostenible de los recursos hídricos.

Según dieron a conocer medios oficiales, la nueva ley incluye conceptos como productividad, reutilización y reciclaje del agua, caudales ecológico y sanitario, empleo de tecnologías limpias y la entrega en arrendamiento o usufructo de infraestructuras del patrimonio hidráulico estatal.

Además de la grave sequía, la situación con el abasto de agua y de infraestructura hidráulica es crítica en muchos lugares de la Isla. Recientemente una seria avería ocurrida en Cuenca Sur dejó sin servicio a unas 400.000 personas afectadas en varias localidades de la capital, 852.000 habitantes de seis municipios, según cálculos de EFE. El colapso ocurrió en mayo y a finales de junio continuaban las afectaciones.

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas