SANTIAGO DE CHILE.- La Corte Suprema de Chile rebajó hoy de 26 a 18 años la condena de prisión dictada contra un hombre que el año pasado arrancó los ojos a su mujer en la ciudad de Coyhaique, informaron fuentes judiciales.

La II Sala penal del máximo tribunal chileno acogió parcialmente un recurso de nulidad del juicio presentado por la defensa del imputado, y desestimó que la agresión perpetrada el 14 de mayo de 2016 por Mauricio Ortega contra su mujer Nabila Rifo correspondiera a un "femicidio frustrado".

"Se acoge parcialmente el recurso de nulidad", dijo a los periodistas el magistrado Lamberto Cisternas, portavoz de la Corte Suprema.

"Se anula la sentencia del 2 de mayo de 2017 del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique, sólo en cuanto condenó al encausado como autor del delito de femicidio frustrado", precisó.

En la sentencia de reemplazo "se condena a Mauricio Ortega por su responsabilidad en calidad de autor del delito de lesiones graves".

A raíz del fallo, que es definitivo, Ortega pasará en prisión ocho años menos que lo establecido en la sentencia original: doce años por lesiones gravísimas, cuatro años por lesiones graves, pena esta última que reemplazó al femicidio frustrado, y 541 días por violación de morada.

"No quedó cabalmente acreditado por la secuencia de los hechos que hubo intención de matar", sostuvo el portavoz de la Corte Suprema tras leer el fallo.

En la fase de investigación del caso se dio por acreditado que Ortega golpeó con dos piedras en la cabeza a Nabila antes de sacarle los ojos y luego la dejó abandonada y moribunda en la vía pública, de madrugada, en medio del frío.

La decisión de la Corte Suprema había sido adelantada por el diario La Tercera el pasado domingo, hecho que fue considerado "nada de grato y censurable" por el magistrado Cisternas.

El fallo tuvo el voto favorable de cuatro de los jueces de la II Sala y uno en contra, correspondiente al presidente de la misma, Milton Juica, quien estuvo de acuerdo en todas sus partes con la sentencia de primera instancia.

Tras conocerse la decisión, estallaron protestas de grupos de mujeres, muchas pertenecientes a organizaciones de víctimas de la violencia machista, que rechazaron la sentencia con gritos, consignas y lienzos con las siluetas de 800 de víctimas de feminicidios cometidos en Chile desde el año 2001.

El fallo "es una más de las manifestaciones de violencia institucional contra las mujeres", dijo una de las manifestantes, que por momentos a forcejearon con la policía y la guardia del Palacio de Justicia, con un balance de al menos ocho personas detenidas.

El fiscal que investigó el caso, Pedro Salgado, dijo que respeta pero no comparte el fallo, pues desde el comienzo del caso estaba claro que Ortega quería matar a Nabila Rifo.

"Nabila Rifo estuvo durante prácticamente un mes en estado de coma y luego, producto de los auxilios necesarios por parte del personal de salud, ella pudo recuperar su salud", comentó.

A las afueras de la Corte, manifestantes lanzaron pintura roja en una pileta e interrumpieron el tráfico en el centro de la capital.

El pasado 2 de mayo, cuando se emitió el fallo de primera instancia, la presidenta Michelle Bachelet escribió en Twitter: "Hoy se hizo justicia con Nabila Rifo. Es fundamental que el país defienda a mujeres de la violencia y diga con fuerza #ChileSinFemicidios".

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas