BRASILIA.- El juez del Tribunal Supremo de Brasil Edson Fachin concedió este martes plazo hasta el viernes al presidente Michel Temer para responder a un cuestionario de la Policía en el marco de las investigaciones por corrupción contra él.

La prórroga representa una extensión de tres días al plazo original, que venció este martes por la tarde.

La defensa de Temer había pedido una prórroga alegando que para el mandatario era "absolutamente imposible" contestar en 24 horas, como había establecido Fachin, al cuestionario de 82 preguntas que le había remitido la Policía Federal.

Responder a cada una de esas cuestiones requerirá un "gran esfuerzo" para el mandatario dada su "agenda cargada", citó el portal "Globo" el pedido de los abogados de Temer.

El presidente está acorralado desde hace semanas por un escándalo de corrupción, que amenaza con poner fin a su presidencia un año tras su llegada al poder.

El cuestionario es parte del expediente de la investigación a Temer por sospechas de delitos de corrupción pasiva y obstrucción a la Justicia, parte de un escándalo que tiene en vilo al país desde hace tres semanas.

Una de las preguntas de la Policía es referente al encuentro que Temer mantuvo fuera de agenda con Joesley Batista, dueño de la empresa de carne JBS, y quien grabó el encuentro con el presidente.

La Policía quiere que Temer aclare en qué contexto dijo la frase "hay que mantener eso", en la que parece avalar el pago de un soborno.

Asimismo, el cuestionario incluye preguntas sobre la presunta participación de Temer en el favorecimiento de empresas en licitaciones públicas antes de que fuera presidente.

El reciente escándalo político en Brasil se destapó el 17 de abril, cuando se dio a conocer una denuncia de Batista.

El empresario, que acusa a Temer de haber participado durante años en tramas corruptas, presentó entre otras pruebas la grabación de audio que hizo a escondidas de una conversación entre el presidente y él, en la que Temer parece avalar el pago de sobornos.

El empresario llegó a un acuerdo de cooperación con la Justicia ("delación premiada") para evitar ir él mismo a juicio. JBS admitió haber sobornado durante años a políticos.

La solicitud tuvo lugar pocas horas antes de que empezase un juicio contra Temer por presunta financiación electoral ilegal en 2014, que podría ser decisiva para su permanencia en el cargo.

El Tribunal Superior Electoral empezó a juzgar a partir de este martes (el juicio está previsto hasta el jueves) sobre una demanda que es vista como una posible salida a la crisis en torno a Temer.

La demanda sostiene que la fórmula ganadora de las elecciones de 2014, compuesta entonces por la ex presidenta Dilma Rousseff y Temer como su vicepresidente, recibió donaciones ilegales de la constructora Odebrecht. En caso de que el tribunal falle contra la dupla Rousseff-Temer, el mandato de Temer sería anulado.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario