Los tres activistas que se mantenían bajo arresto después de que se manifestaran frente a la catedral de Santiago de Cuba el pasado 26 de julio, Alberto Antonio y Leonardo Ramírez Odio, y su padre Alberto de la Caridad Ramírez Baró, fueron trasladados a la prisión de Aguadores en esa oriental provincia cubana, informó la esposa de uno de ellos, Reina Silvia González Reyes.

De acuerdo con un reporte de Diario de Cuba, la propia mujer declaró que el lunes "les había llegado el auto de la Fiscalía que pedía una medida cautelar de prisión preventiva y en la tarde del viernes fueron trasladados".

"Hay tres presos políticos más en estos momentos en Cuba", denunció a DIARIO DE CUBA, Carlos Amel Oliva Torres, líder del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

detienen-manifestantes-protestan-santiago-cuba-captura-video.jpg
Momento en que efectivos de la policía política detienen a los opositores que se manifestaron en contra del régimen de los Castro en Santiago de Cuba.
Momento en que efectivos de la policía política detienen a los opositores que se manifestaron en contra del régimen de los Castro en Santiago de Cuba.

"Se trata de una medida para mantenerlos en prisión durante el tiempo que dure el proceso de investigación y, en caso de que haya, hasta el día del juicio", precisó.

El opositor recordó que en la UNPACU tienen "casos que se han pasado un año en prisión preventiva, luego le han hecho juicio en que dictan sentencia de un año, y tras la celebración de este salen, porque cuenta ese tiempo en prisión preventiva".

González Reyes dijo que fue a la Unidad Provincial de Instrucción Penal y un capitán le confirmó que los tres activistas fueron trasladados a Aguadores.

Los hermanos Ramírez Odio, su padre, y un cuarto activista, José Carlos Girón, liberado sin cargos, todos miembros del Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos (CCDH), reclamaron "libertad para el pueblo cubano y el fin de la dictadura" en el marco de las celebraciones oficiales por el aniversario del fallido asalto al Cuartel Moncada.

La protesta tuvo el apoyo de la UNPACU, que les garantizó la publicación de la acción pacífica, según declaró en un video José Daniel Ferrer, coordinador general de la organización.

"No han cometido ningún delito estos tres activistas ni el que ya fue liberado. Simplemente hicieron uso de su derecho a la libertad de manifestación pacífica. En Cuba, solo te puedes manifestar, reunir y asociar si es a favor de la dictadura y si así la dictadura lo decide. Pero hay cubanos como estos cuatro santiagueros, valientes, patriotas, comprometidos con la lucha por la libertad, que (se) resist(en) a acatar dócilmente las imposiciones de la tiranía", defendió Ferrer.

FUENTE: Publicado originalmente en Diario de Cuba

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario