ebruzual@gmail.com / @eleonorabruzual

Terminando la semana nos enterábamos de más declaraciones de Efraín Campo Flores, uno de los sobrinos de Nicolás Maduro y Cilia Flores juzgado junto a su primo Franqui Flores de Freitas en un tribunal de los Estados Unidos por conspiración para traficar 800 kilos de cocaína en ese país. Reveló el “Querubín” que después de la muerte de Hugo Chávez, “capo eterno” de esa banda que saqueó Venezuela y la ha bañado de sangre, dos de sus herederos, Nicolás Maduro y Diosdado Cabello se la “repartieron”.

Al respecto de lo que tendría que ser una escandalosa realidad, muchos son los periodistas y diarios que publican lo declarado por Campo Flores, que dijo: “El grupo de Cabello se quedó con los ingresos fiscales, la minería y los alimentos, mientras que el petróleo pasó a manos del grupo liderado por Nicolás Maduro”. Y digo lo que tendría que ser una escandalosa realidad, porque resulta que no lo es… Esa banda sigue como si nada en el Poder. Sigue la tenaz destrucción, el saqueo, la burla criminal y la conversión de toda una ciudadanía en simples seres hambrientos, carentes de lo más elemental para vivir.

Sigue ayudada además por un liderazgo opositor que enfrió la calle y silenció la protesta ciudadana, pactó y aceptó suspender el Referéndum Revocatorio a Maduro, quitó la condición de presos políticos a decenas de venezolanos disidentes que se pudren en mazmorras infectas sin la menor esperanza de recuperar una libertad que merecen ya que no son culpables de crimen alguno. Aceptaron la suspensión de las elecciones regionales que de acuerdo a la ley tenían que realizarse este año 2016. Aceptaron los espurios mandatos de un mal llamado Poder Judicial que no es más que otro combo ilegal al servicio del narcorégimen. Aceptaron repetir elecciones de parlamentarios en el estado Amazonas, porque sencillamente ese narcorégimen quiere con ello quebrar la mayoría parlamentaria en la Asamblea Nacional, y quedase sin engorrosas posibilidades de freno a sus delincuenciales acciones, por parte del Poder Legislativo que con esos tres parlamentarios tiene la mayoría absoluta dada por el voto masivo de los ciudadanos el pasado 6 de diciembre de 2015.

Así estamos este diciembre lóbrego, donde Venezuela es ruta por la que deambulan seres desesperados que son día a día más paupérrimos porque los narcochoros en el Poder hacen del ingreso sal y agua… Un ingreso que con el dólar a 4.566,oo bs. (Al momento que escribo la columna, pero que sube cada día) convierte el sueldo mínimo y las pensiones y jubilaciones en menos de 6 dólares mensuales. Así estamos donde ese dólar que rige precios de todo lo que se consume en Venezuela, es el “Cuerno de la abundancia” de los jerarcas de la narcotiranía, a los que se les asignan millones al tipo de cambio oficial para las importaciones prioritarias que posee una tasa preferencial de 10 bolívares por dólar, en contraposición a la tasa paralela que toda la semana ha fluctuado sobre los 4.600,oo bolívares por dólar.

Tremendo negocio para corruptos que operan desde el Palacio de Miraflores en una Venezuela que dejó de ser un país, y es hoy una guarida donde esos hampones con dólares adquiridos con la tasa preferencial y luego desviados al mercado negro, amasan grandiosas ganancias. Vergonzante realidad que ya tiene lustros y ha costado a los venezolanos mucho más de $25.000 millones. Muchos más ya que esa cifra hay que actualizarla porque la misma es la que denunció hace varios años Jorge Giordani un capo hoy separado del centro de Poder, ex ministro de Planificación y Finanzas, gurú económico de Chávez y responsable como toda la banda de la ruina de Venezuela...

Y como lo digo en el título de esta columna, se repartieron Venezuela, y ese narcosobrino que canta como un jilguero allá en el norte buscando que le den una pena menor por sus crímenes, dice: El poder de Cabello rivalizaba con el de mi padre, Maduro. Se hizo un pacto, vamos a decir a puertas cerradas y Cabello dijo «Déjenme ustedes estas tres cosas a mí (la recolección de impuestos, la minería y los dólares preferenciales vinculados a la importación de alimentos) y ustedes solamente dominan el petróleo completo». Y dijimos: Oh, bueno, las ganancias son básicamente las mismas, de repente acá un poquito más que allá, o allá es un poco más que acá, pero... entonces nosotros no nos metemos en el parche de ustedes”.

Con esos hampones aceptó dialogar la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con ellos se sentó, así que lo que padecemos es responsabilidad también de ellos.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas