Una Venezuela en ruinas enfrenta la posibilidad del "default"
Según la firma de inversión, Torino Capital, la destrucción del poder adquisitivo se acelera y la inflación anual puede superar el 1.000%.

@pppenaloza

CARACAS.- La señora tenía dinero, mucho, tanto que hasta le regalaba a sus vecinos. Pero toda esa fortuna se esfumó. Por sus propios errores y el descalabro de su único negocio –jamás diversificó sus actividades – ha terminado con la cartera vacía. Ya ni le alcanza para comprarle alimentos y medicinas a sus pobres hijos. Y, para rematar, se peleó con su principal socio. La dama en cuestión se llama Venezuela y ahora todos se preguntan si podrá responder a los acreedores que tocan a su puerta.

El economista Francisco Rodríguez señala que el país deberá pagar 3.500 millones de dólares “en servicio de deuda sobre bonos” entre octubre y noviembre próximos. “Momento crucial: entre 27 de octubre y 2 de noviembre, cuando hay que desembolsar $2.200 millones en pagos de deuda”, sentenció el directivo de la firma Torino Capital.

¿Cómo llega la República Bolivariana al último trimestre del año? Rodríguez ofrece algunos datos al respecto. “La economía venezolana sufre no solo de lo que es la peor contracción de su historia, sino de toda la posguerra latinoamericana”. En cifras: un derrumbe de 36% del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita entre 2012 y 2017.

"En los primeros seis meses del año, las importaciones cayeron 26,8% con respecto a 2016, y 78,5% con respecto al pico de 2012", resalta el experto de Torino Capital. El desplome de las compras en el exterior se traduce en la agudización de la escasez de alimentos, medicinas y productos básicos que golpea con fuerza a los venezolanos. En paralelo, la destrucción del poder adquisitivo se acelera con el paso de los meses y la firma estima que la inflación anual superará 1.000%.

El ansiado repunte de los precios del petróleo no llega para reflotar las finanzas públicas, mientras la producción de crudo sigue en picada. Hasta julio de este año, Venezuela solo aportaba 1,9 millones de barriles por día, 435.000 menos que los registrados en 2012.

Rodríguez apunta que la deuda venezolana puede continuar en alza hasta ubicarse este año en $143.000 millones, “principalmente por aumento en los préstamos bilaterales”. “Durante los próximos cuatro años, Venezuela debe pagar un promedio de $9.900 millones al año en deuda de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la República (…) Esto es equivalente a 32,6% de las actuales exportaciones anuales”, enfatiza el analista.

Francisco-Rodríguez-economista.jpg
Francisco Rodríguez cree que los meses de octubre y noviembre son decisivos para saber cómo el Gobierno afrontará el pago de deuda.

Futuro incierto

“¡Venezuela no caerá en default! Nosotros vamos a cumplir con todos nuestros compromisos económicos”, afirmó el ministro de Economía y Finanzas, Ramón Lobo. Sin embargo, alertó que “nos quieren llevar a un default técnico aun teniendo el dinero”, pues los bancos estarían “complicando el pago de los bonos” por las sanciones financieras que Estados Unidos impuso al país.

El presidente Donald Trump firmó el 25 de agosto un decreto en el que prohíbe “realizar transacciones con títulos de deuda y acciones emitidos por el gobierno venezolano y su compañía petrolera estatal (PDVSA). También prohíbe las transacciones con ciertos bonos existentes que pertenecen al sector público venezolano, así como los pagos de dividendos al Gobierno de Venezuela”.

“Estas medidas han sido calibradas minuciosamente para negar a la dictadura de Maduro una fuente clave de financiamiento que le permita mantener su régimen ilegítimo, impedir que el sistema financiero de los Estados Unidos sea cómplice de la corrupción en Venezuela y del empobrecimiento del pueblo venezolano, y permitir la asistencia humanitaria”, expuso la Casa Blanca a través de un comunicado.

Torino Capital asegura que se mantiene la percepción de que el país seguirá haciendo su “mejor esfuerzo” para responder a sus acreedores, subrayando que los pagos de octubre y noviembre serán honrados. La crisis política, las sanciones de EEUU y el retroceso de la producción petrolera hacen que los mercados den prácticamente por hecho que Venezuela se declarará eventualmente en default; no obstante, Torino Capital recuerda que en el pasado esta posibilidad se sobreestimó y el régimen ha continuado cancelando sus deudas.

Asdrúbal Oliveros, economista venezolano

El economista venezolano Asdrúbal Oliveros considera que la probabilidad de default en 2018 es muy alta.

El economista Asdrúbal Oliveros explica que “el tema del default de Venezuela no es tanto si es posible o no, sino cuándo ocurrirá. Con estas políticas y desequilibrios macroeconómicos, el default está a la vuelta de la esquina”.

El director de la firma Ecoanalítica advierte que el castigo aplicado por Washington empeora este cuadro, debido a que el gobierno del presidente Nicolás Maduro “tiene serias dificultades para monetizar algunos activos, haciendo más complicado el proceso para obtener los recursos”.

“El problema que tiene Venezuela para las próximas semanas es más de movilización de recursos, por lo que hay un alto riesgo de ‘default técnico’; es decir, tienes el dinero y no lo puedes movilizar. Ahora, frente a 2018 el escenario es más complicado. Venezuela tiene necesidades de financiamiento por el orden de $12.000 millones y no hay margen de maniobra para reducir aún más las importaciones o liquidar activos. En este contexto, la probabilidad de default en 2018 es muy alta”, vaticina Oliveros.