La orden de limitar la venta de gasolina especial o de alto octanaje solo para vehículos del Turismo y personal diplomático —puesta en práctica desde el pasado 1 de abril en Cuba— "es una medida transitoria", dijeron directivos de CIMEX. Sin embargo aseguraron "no conocer hasta cuándo se extenderá la actual coyuntura".

En la primera referencia al tema en la prensa oficial, el periódico Escambray, de la central provincia de Sancti Spíritus, vino a confirmar este viernes lo que desde hace semanas vienen informando medios alternativos y agencias extranjeras, según publica Diario de Cuba.

Según los funcionarios citados por el medio oficialista "irregularidades en el suministro de (la conocida como) B 94, un tipo de gasolina que no se refina en Cuba y, por tanto, el país importa en su totalidad, determinaron la sustitución de este combustible en el mercado interno por gasolina regular".

Miguel Miguel Romero, especialista de Servicentros de la sucursal de la comercializadora CIMEX Sancti Spíritus, explicó la situación particular del territorio.

Dijo que desde principios de mes se concentró la venta de B 94 para los clientes autorizados en los servicentros Oro Negro Yayabo, Kilómetro 336 y Centro Comercial Trinidad, a los que posteriormente se sumó el Servicupet de Yaguajay.

"En el resto de los servicentros de la provincia donde aún quedaban volúmenes de gasolina especial, se decidió continuar el expendio en efectivo hasta que se agotara", explica Miguel Romero.

Según el funcionario, las empresas y organismos que tenían asignado este tipo de combustible no han sufrido recorte alguno, toda vez que desde el 1 de abril reciben los mismos volúmenes, pero de gasolina regular (B 90).

La sustitución ha sido criticada por los choferes, temerosos de desperfectos en los carros debido al octanaje no idóneo.

"Los clientes con tarjetas de asignación de combustible para uso privado se vieron afectados durante los primeros días del mes, al no poder comprar la B 94 ni en los servicentros autorizados para Turismo y el cuerpo diplomático, ni en el resto de los puntos de abasto", señaló Escambray.

"Esta situación, sin embargo, ya está solucionada —explicó Miguel Romero—; desde hace unos días se estabilizó el suministro y los clientes de gasolina especial con tarjetas asignadas pueden comprarla en cualquiera de los diez servicentros que en la provincia (Sanci Spíritus) tienen B 94".

Aseguró que la venta en efectivo no se ha detenido, con excepción de los servicentros de La Boca, Cabaiguán y el Kilómetro 336, donde hubo "desabastecimientos puntuales".

crisis-gasolina-especial-cuba-efe-archivo1.jpg
El anuncio de la medida de limitación de la distribución de gasolina especial solo a autos de turismo y diplomáticos generó largas filas a fines de marzo en la mayoría de los servicentros del país.
El anuncio de la medida de limitación de la distribución de gasolina especial solo a autos de turismo y diplomáticos generó largas filas a fines de marzo en la mayoría de los servicentros del país.

Ello explica que las cantidades vendidas a clientes que pagan con cash apenas haya tenido fluctuaciones, con cifras que rondan los 4.000 litros diarios; sin embargo, los volúmenes de gasolina B 94 que se expenden a empresas y organismos han descendido de 5.600 litros diarios a poco más de 500, según estadísticas facilitadas por Miguel Romero.

En declaraciones al periódico oficial, Melvin Ruiz Núñez, gerente comercial de la sucursal CIMEX Sancti Spíritus, aseguró que "en la provincia existe disponibilidad de gasolina especial para terminar el mes y para comenzar mayo, aunque no tiene información acerca de si se venderá a todos los clientes o si se mantendrán las actuales restricciones".

Según EFE, en La Habana, días antes de la entrada en vigor de la medida —a cuyo texto tuvo acceso la agencia española—, podían verse largas colas de automóviles en las gasolineras que venden gasolina especial, a las que acudían los conductores para "prevenir" y "guardar para cuando no haya", aún cuando reconocieron que la noticia les había llegado "por el rumor que corría en la calle".

Antes del 1 de abril ya varias gasolineras habaneras que solo expenden combustible "premium" permanecían cerradas.

Las restricciones en la venta de gasolina especial se producen cuando el país busca un suministro alternativo de combustible ante la reducción del crudo subsidiado que recibe desde 2003 de Venezuela, que llegó a alcanzar los 100.000 barriles diarios y que, debido a la crisis en ese país, se redujo a unos 55.000 barriles.

Por primera vez, en julio de 2016, Raúl Castro admitió públicamente que la "contracción" en los suministros de combustible de Venezuela a la Isla había provocado "tensiones adicionales en el funcionamiento de la economía cubana".

FUENTE: DIARIO DE CUBA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas