Venezuela acepta condiciones de Rusia para reestructurar deuda de 3.000 millones de dólares
A finales de 2011 Rusia concedió a Venezuela un crédito por valor de 4.000 millones de dólares para la compra de armamento, que Caracas devolvió sin dilaciones hasta marzo de 2016

MOSCÚ.- Rusia ha llegado a un acuerdo con Venezuela para reestructurar la deuda del país latinoamericano, que asciende a casi 3.000 millones de dólares, anunció hoy Antón Siluánov, el ministro ruso de Finanzas.

"Tenemos un pacto para reestructurar la deuda de Venezuela. Los venezolanos están dispuestos a la reestructuración en las condiciones acordadas", dijo a la prensa local.

Siluánov aseguró que los correspondientes documentos ya se están redactando, ya que ambos Gobiernos se marcaron como plazo límite el 15 de noviembre.

Además, adelantó que Rusia impondrá a su principal socio latinoamericano unas condiciones de pago muy ventajosas, especialmente en el primer tramo, dadas las dificultades económicas que atraviesa Venezuela.

A finales de 2011 Rusia concedió a Venezuela un crédito por valor de 4.000 millones de dólares para la compra de armamento, que Caracas devolvió sin dilaciones hasta marzo de 2016.

En su última visita a Rusia hace un poco más de un mes el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, abordó ese asunto con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin.

"La deuda, como cualquier compromiso financiero, es propensa de ser reestructurada. Cualquier reestructuración o refinanciamiento seguramente será objeto de acuerdos entre los dos Gobiernos", dijo entonces Maduro.

En agosto de este año, el gigante petrolero estatal ruso Rosneft transfirió a Venezuela 6.000 millones de dólares en concepto de adelantos por suministros de petróleo venezolano a esa compañía de aquí a 2019.

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) cumplió a finales de octubre con el primero de los grandes pagos de deuda internacional que el país caribeño afronta en las próximas semanas, al abonar alrededor de 900 millones de dólares que la empresa debía liquidar en concepto de amortización a los tenedores de sus bonos.