LA HABANA.- Un total de 723.844 cubanos viajaron a otros países durante el año 2016, cifra que duplicó el número de salidas al extranjero de los residentes en la isla desde la entrada en vigor de una reforma migratoria aprobada por el Gobierno del país caribeño hace tres años, informaron medios locales.

En ese sentido, entre 2013 y 2016 más de 670.000 ciudadanos cubanos viajaron al exterior, y el 78% lo hizo por primera vez, según datos de un artículo que publicado por la prensa oficialista cubana.

El artículo señala que un mismo ciudadano o ciudadana de la isla repitió una o varias veces la salida al extranjero. Estos datos trascienden a solo unas semana de que el gobernador cubano, Raúl Castro se refiriera en su discurso de cierre de la última sesión del Parlamento Cubano, al número de viajes (30) hechos por un mismo ciudadano cubano dueño de varios restaurantes.

La reforma migratoria de 2013, una de las principales medidas aprobadas por el Gobierno de Raúl Castro desde su llegada al poder en 2008, puso fin a una restrictiva política de décadas que obligaba a los cubanos a solicitar un permiso especial para viajar al exterior, lo que implicaba complicados y costosos trámites.

Esa reforma también amplió el tiempo que un cubano puede permanecer en el extranjero sin perder la residencia en el país, que pasó de 11 a 24 meses, mientras que el tiempo permitido de visita a la isla de cubanos emigrados creció de 60 a 90 días.

Desde entonces la economía doméstica de los cubanos ha ido transformándose en detrimento del ciudadano de a pie. La razón es que, quienes viajan, suelen regresar cargados de mercancías que luego venden a precios exorbitantes en el complejo entramado de ventas informales de la Isla.

Según siguió explicando el medio oficialista Juventud Rebelde, de los que viajaron en esta etapa, solo un 9 % emigró para no regresar a Cuba en el periodo de 24 meses establecido por la Ley Migratoria para no perder la residencia.

Además, aunque el artículo no se refiere a los 14.000 cubanos que han decidido repatriarse en 2016, según datos hechos públicos por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Con la nueva política migratoria aprobada a finales de 2013 e implementada a partir de 2014, Cuba permite la repatriación de las personas nacidas en el país que perdieron su residencia tras asentarse en el extranjero.

Muchas de las personas que optan por retornar y residir de manera permanente en el país llegan con la ventaja añadida de poder adquirir casas y bienes de consumo normalmente caros para la mayoría de los cubanos. Esta es otra de las causas que han alterando la ya injusta balanza entre familias que reciben remesas en divisas y familias que no tienen fuentes de ingresos alternativas.

La cifra de cubanos que fijaron residencia en la isla durante el pasado año ya es superior al total de personas que decidieron hacerlo entre el 2013 y 2015, y la mayoría de ellos son personas que habían emigrado a Estados Unidos, según indicaron especialistas de la ONEI durante una reciente comparecencia en la televisión estatal.

"Son (cubanos) de todas las edades y de ambos sexos, aunque hay una preponderancia de personas mayores a los 50 años. Estas cifras develan una de las tasas más altas de los últimos años, cuya tendencia se mantiene en el 2017. Se trata de cubanos reasentados y de extranjeros", precisó el director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo de la ONEI, Juan Carlos Alfonso Fraga.

FUENTE: Con información de EFE
 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas