Embed

Basta sólo ver a Marcos Ayala interpretar el tango para sentir que la pasión por esta danza corre por sus venas. El bailarín y director creativo de Tango Lovers no concibe vivir alejado de la fuerza que recibe de los escenarios, donde ha conquistado, con gracia y sensuales movimientos, a los amantes del baile rioplatense.

“El tango es mi vida. Comienzas como un juego y luego el tango te va atrapando de una manera mágica. Es una danza que tiene mucho sentimiento y a medida que vas creciendo, te das cuenta de que el tango te va esperando y en determinado punto te atrapa”, expresó.

“Cuando bailo, no pienso en nada. Es muy parecido a la meditación, solo vivo el momento, me olvido del mundo”, agregó el también coreógrafo sobre ese instante en el que se entrega al tango en cuerpo y alma.

Asimismo, se mostró impresionando por la vigencia del baile, que su compañía se empeña en llevar alrededor del mundo.

“Me apasiona porque es una danza que no pasa de moda, que va a perdurar en el tiempo porque habla del amor, de la pasión, de la tristeza. Es una danza con un espíritu melancólico, y me siento identificado con eso”, reveló el artista argentino, quien ha cosechado importantes premios con el show que lo ha mantenido de gira en los últimos cuatro años.

Sobre la puesta en escena que él dirige y que en diciembre llega a los teatros de China, Ayala resaltó que es un espectáculo “vanguardista”, porque busca mezclar elementos conservadores con otros que suelen derribar esquemas.

“Creo que romper con los parámetros es necesario para que esta danza siga vigente. Cualquier cosa que no evolucione, queda detenida en el tiempo y muere en determinado punto”.

marcos ayala web2.jpg
Marcos Ayala busca romper los parámetros en el tango.
Marcos Ayala busca romper los parámetros en el tango.

De hecho, la propuesta de Tango Lovers pretende atraer a nuevas generaciones de aficionados de esta danza que, según Ayala, refleja mucho el espíritu nostálgico que siglos atrás quedó impregnado en su natal Argentina.

“Es la mezcla de los inmigrantes que llegaron al puerto de Buenos Aires; la fusión de distintos ritmos hizo que naciera el tango, que tiene algo de candombe y de danzas europeas. Y pienso que esa melancolía que traían los inmigrantes está plasmada en esta música”, comentó sobre el origen de la danza de la que se enamoró a primera vista.

“Es una música visceral con letras bastante sentidas como el flamenco. Y Argentina tiene ese dejo europeo, es como un pedacito de Europa en América y me parece que el tango refleja y representa muy bien la espiritualidad de Buenos Aires”, añadió.

También destacó que el impetuoso baile, que exuda sensualidad y está en constante evolución, trascenderá generaciones por su esencia, que evoca las emociones e invita a reflexionar sobre las relaciones humanas.

“El tango habla de amor, de historias que no pasan de moda, porque el amor siempre va a persistir. Esta danza plasma el volver a abrazar a alguien, poder bailar pegado, sentir la respiración, la piel del otro, transformarse en un solo ser con un abrazo”.

El intérprete quiso resaltar que entregarse al tango ha sido una gran apuesta, que aunque le ha traído satisfacciones en el escenario, también ha conocido los sinsabores de las negativas.

“En esta carrera, el artista se tiene que preparar mentalmente para recibir más negaciones que aceptaciones. Cada vez que me decían que ‘no’, me hacían más fuerte para buscar el ‘sí’”, reveló el bailarín, que dijo frustrarse poco y, confesó, que ahí está la clave para lograr el éxito.

Además de saber controlar las frustraciones, cuenta con el apoyo de su socia y presidenta de la compañía, Pierina Asti-Schulz, quien se encarga de seleccionar, a través de estudios de mercado, los lugares donde se presenta el espectáculo.

pierina web.jpgjj
La presidenta de Tango Lovers, Pierina Asti-Schulz.
La presidenta de Tango Lovers, Pierina Asti-Schulz.

Iniciando su gira por EEUU el próximo año, Tango Lovers llegará al teatro The Fillmore de Miami Beach el 30 de marzo.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario