MIAMI.-LUIS LEONEL LEÓN
@luisleonelleon

La participación plural y cívica negada a los cubanos durante las últimas cinco décadas tiene un espacio posible en el proyecto opositor Estado de Sats, creado en 2010 por Antonio Rodiles, graduado en la especialidad de Física-Matemática, emparentado con un militar cubano de alto rango y que eligió durante los últimos seis años dedicarse por entero al activismo político.

Las entrevistas que realiza Estado de Sats (momento en el teatro en que los actores concentran toda su energía antes de salir a escena) con cubanos de la isla tienen alcance internacional a través de la internet y por televisión Martí.

Junto  a la también activista y realizadora audiovisual Ailer González, Rodiles integra la directiva del Foro por los Derechos y Libertades y la campaña #TodosMarchamos.

Acerca de la visión que tienen sobre el presente y futuro de Cuba Diario Las Américas conversó con ambos.

La violencia

El 15 de julio de 2015, la imagen de Rodiles con la nariz fracturada recorrió el mundo, provocando rechazo a los represores. ¿Después de ese incidente, la policía política ha modificado sus mecanismos de violencia?

Antonio Rodiles (AR): Ahora la dictadura intenta evitar imágenes como esa, pero que lo intenten no significa que no exista, la violencia es innata al régimen [cubano]. Están empleando golpes más técnicos, para no dejar marcas visibles, los golpes en el tórax, pinchazos, fracturas óseas, lesiones en articulaciones y mordidas, esposas muy apretadas hasta causar cianosis. Por otra parte, están las prisiones de meses y hasta de un año sin que medie proceso legal, los allanamientos a viviendas, las detenciones arbitrarias a corto plazo. Todo, con el objetivo de producir el agotamiento físico y moral de los activistas.

Ailer González (AG): La policía política despliega diversas técnicas según las circunstancias y los perfiles de los activistas. Entre ellas está el acoso e intimidación a los familiares de los activistas, las expulsiones de centros de trabajo, el “marcar” y tratar diferenciadamente a los hijos de opositores en las escuelas, las deportaciones de La Habana a quienes tienen direcciones de otras provincias, como es mi caso, yo soy de Santiago de Cuba. Y por supuesto, siempre tienen a mano el despreciable acto de repudio.

VIDEO TESTIMONIO de Rodiles tras el arresto y la brutal golpiza el 5 de julio de 2015

¿En el actual escenario, de mayor aceptación internacional, creen que el régimen se siente más cómodo?

AR: La dictadura ha decidido aprovechar este momento, en que muchos se creen el cuento de una falsa apertura, para incrementar sus niveles de represión y violencia contra quienes se le oponen. La naturaleza del castrismo es violenta y nunca ha dado indicios de apartarse de ella. No olvidemos que el terror de Estado es su arma principal.

Si los Castro se quedan, nosotros nos vamos

El principal objetivo del régimen es legitimar que los cubanos están viviendo supuestos cambios. ¿Ha cambiado el régimen?

AR: La mejor respuesta para esto la da el éxodo que se está produciendo ahora de manera continua e incontrolable. Miles y miles de cubanos se escapan en estampida de su tierra porque sienten que no hay presente ni futuro. Con el restablecimiento de relaciones, la administración norteamericana envió una clara señal: los Castro se quedan, al menos por un tiempo. Y los cubanos han respondido con acción: “Si los Castro se quedan, nosotros nos vamos”. El régimen se está moviendo, pero no en la dirección de una transición democrática, sino en ajustar lo más posible la transferencia dinástica de Raúl Castro a su hijo Alejandro Castro Espín.

¿Qué hacer dentro de Cuba para que la verdad prevalezca?

AG: El pueblo cubano sabe perfectamente que son los Castro los responsables de la ruina de la nación. Hay que insuflarlo a la acción, a exigir lo que por derecho le toca y le ha sido negado. Tenemos que desmontar aún más la propaganda castrista, reparar toda la historia no contada, mantener viva la memoria de los horrores del castrismo, mostrarle con claridad cómo esa mafia y sus herederos los desprecia y trata como a jornaleros de su hato privado. Hay que hacerle comprender a los cubanos que los Castro no son una opción de futuro.

AR: El pueblo cubano necesita palpar que de la mano del castrismo, o del neocastrismo, sólo ha tenido y tendrá desastre y miseria. Necesita saber que sólo desde su hartazgo y rechazo puede generarse una realidad distinta.

Los medios y la dictadura

¿Cómo se comportan los medios internacionales ante la falacia del cambio?

AG: Los medios internacionales bien podrían ser más éticos a la hora de tratar el tema de Cuba. No les pedimos mucho, tan sólo llamar las cosas por su nombre, investigar más la realidad de adentro, no crear más confusión y falsas expectativas que refuerzan la maquinaria propagandística del régimen cuando se hacen eco de discursos en boga e intereses prefijados. Podrían denunciar y visibilizar con objetividad la falta de libertades y las violaciones de los derechos humanos en la isla. En fin, tratar a los cubanos como seres de este mundo, que viven bajo la dictadura más larga del hemisferio, y que no pueden seguir postergando sus sueños y su derecho a las libertades fundamentales.

Estado de Sats

¿Qué está haciendo Estado de Sats ante esta realidad?

AG: Entre otras cosas, seguimos realizando nuestros propios materiales audiovisuales, propiciando estados de opinión, sosteniendo canales alternativos de información dentro de la isla para esa población desconectada y desinformada, y además generamos, promovemos y participamos activamente en campañas que retan al régimen, en las que las violaciones de los derechos humanos y la visión de una Cuba sin los Castro son temas fundamentales. 

La conquista de Miami

¿Creen que el régimen, tras décadas de éxodo, ha logrado penetrar y desvirtuar el pensamiento del exilio?

AR: El régimen sabe que uno de sus puntos débiles está en cómo enfrentar a Miami, y por eso se ha lanzado a su conquista. Lo hace desde distintos ángulos, pero el objetivo es parasitarlo en su totalidad. Si no existiera ese exilio, el régimen se movería con más desenfado, pero en estas circunstancias le aterra hacerlo y perder el poder. Las estrategias del régimen van desde trivializar la dictadura, hasta minar Miami, Tampa y otras ciudades con agentes de influencia y colaboradores del régimen.

Algunos empresarios cubanoamericanos han comprado un falso discurso aperturista que le permite al régimen avanzar con su agenda. Nadie puede creer que el régimen tiene un verdadero interés en el capital cubanoamericano. Ese capital siempre está cargado de desconfianza para la elite gobernante, y por ende sólo lo usará, pero no le dará espacio real [en el país], al menos por ahora.

AG: El éxito de la transferencia dinástica depende de la “domesticación” del exilio y de esos sectores de la oposición que claman por cambios de fondo, no por reformas. Entender esto es algo muy importante. 

LEA TAMBIÉN:

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Cuál cree que será el principal resultado de las protestas en las calles impulsadas por la oposición venezolana?

Aumento de la represión sin logros en lo político
Adelanto de elecciones generales
Renuncia de Nicolás Maduro
Convocatoria de elecciones de gobernadores
ver resultados

Las Más Leídas