Nunca es la meta de una mujer el convertirse en una esposa controladora, sin embargo, en el intento de lograr que todo salga perfecto en el hogar, no permiten que el esposo intervenga en ninguna tarea, lo que termina excluyéndolo y opacando su masculinidad.

Para evitar que esto ocurra, el portal web dedicado a materias de hogar y familia Create a Peaceful Home, comparte los siguientes consejos.

Deja que él tome el cargo. Las mujeres tienden a encargarse de todo sin permitir que el hombre opine, sin embargo, permitir que se haga cargo de algunas materias, ayudará a no opacar su masculinidad.

Confía en su juicio. Si bien hay muchas cosas que las mujeres harían de manera diferente, hay que confiar también en el juicio y las decisiones de los hombres.

Trátalo con respeto. A pesar de que se equivoque en alguna decisión, es importante comentarlo y resolverlo con respeto y sin humillarlo.

Aprecia su ayuda. No pases por alto los momentos en que ayuda, es importante demostrar aprecio.

Dale tiempo para que desarrolle sus intereses y haga las cosas a su manera. Todo el mundo necesita intereses en los que ocupar su tiempo libre, un error muy cometido por las mujeres es no permitir que sus esposos disfruten tiempo desarrollando sus intereses.

Permítele hacer el papel de héroe contigo. Una de las cosas que más alimenta la masculinidad de un hombre, es permitirle ayudar a rescatar a su mujer o solucionar algún problema.

Cree en él. Confía en su manera de solucionar las cosas en vez de cuestionarlo constantemente.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas