El principio es simple y cómodo: hay que mezclar el polvo granulado con leche o agua y tomarlo en forma de batido o, a veces, una sopa baja en calorías. Este tipo de fórmulas reemplazan una ingesta completa y brindan saciedad, lo que ayuda a bajar de peso. Sin embargo, este método no sirve para quienes quieren desembarazarse simplemente del par de kilos sumados en las fiestas de fin de año.

Si bien de acuerdo con los nutricionistas es posible bajar entre 0.5 y dos kilos a la semana con estos polvos, quien quiera perder rápidamente kilos hará mejor en apostar a una dieta baja en grasas y carbohidratos, ya que sólo de esta forma se crean hábitos alimenticios sanos y conciencia de qué es bueno para el cuerpo. La mayoría de los especialistas coincide en que las dietas en base a fórmulas en polvo son adecuadas sobre todo para personas con un gran sobrepeso, que deben bajar muchos kilos.

Así y todo, las personas con mucho sobrepeso sólo deberían probar con los batidos si no tuvieron éxito previamente con otros métodos. Si bien no se trata de una dieta peligrosa, es radical. Con estos batidos, la ingesta diaria se limita a entre 800 y 1200 calorías, cuando la ingesta habitual de una persona es de unas 2600 calorías para los hombres y 2300 para las mujeres. Esto quiere decir que las fórmulas cubren apenas la mitad de los requerimientos calóricos habituales. Por eso también se baja tan rápido con estos productos. Sin embargo, esta pérdida de peso súbita también puede tener efectos secundarios, como mareos o un menor rendimiento.

Quien quiera bajar de peso con este tipo de productos debería acudir primero al médico y pedirle asesoramiento. Bajar de peso tendría que ser siempre parte de un proceso supervisado por un médico, ya que es lo único que asegura tener éxito a largo plazo. Las dietas en base a fórmulas solubles pueden ser una parte del programa para bajar de peso.

En este tipo de dietas también es importante tomar, además de los batidos, dos litros más de líquidos al día, idealmente bebidas cero calorías como agua o tés de hierbas y frutas sin endulzar. Este plan alimenticio tampoco es el adecuado para personas con enfermedades graves o infecciones, de más de 70 años, que hacen trabajos físicos pesados y deportistas de alto rendimiento.

Quien quiera perder peso sin estos batidos puede intentar, por ejemplo, ingerir menos carbohidratos y grasas y comer más verduras y frutas. Las frutas suelen tener relativamente pocas calorías, sacían y aportan vitaminas al cuerpo. Lo ideal es hacer varias comidas pequeñas al día que incluyan frutas y verduras. Por lo general, este tipo de alimentación es mucho más variada que la dieta en base a batidos y sus resultados suelen ser mejores y más duraderos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Los decretos sobre inmigración firmados por Trump le generan:

Confianza
Seguridad
Incertidumbre
Temor
ver resultados

Las Más Leídas