Las fotos de los niños en Internet son encantadoras, pero los padres asumen una gran responsabilidad con ellas, porque una vez publicadas las imágenes se pueden extender fácilmente sin que los padres ni los hijos puedan mantener el total control.

Quien publica sin reflexionar en las redes sociales y en las aplicaciones les quita a los menores la opción de opinar sobre su identidad digital. Por ello, la asociación alemana defensora de los derechos de los niños Deutsche Kinderhilfswerk (DKHW) da cinco consejos básicos:

- Hacer partícipes a los niños: En cuanto los hijos tengan la capacidad de hacerlo, hay que incluirlos en las decisiones. Los padres pueden hablar con ellos sobre los argumentos a favor y en contra de la publicación de una imagen. De este modo, los niños aprenden a tratar de manera responsable las fotos y los datos personales.

- Evitar detalles: Nunca habría que publicar el nombre completo de un niño junto con su foto. Tampoco deben aparecer lugares fácilmente reconocibles como la guardería, la escuela o el edificio donde se reside. También hay que ser muy cautelosos con los comentarios y links a las fotos. Si aparecen otros niños en la foto, los padres tienen que dar su autorización.

- Mejor no mostrar rostros: Prácticamente toda situación se puede retratar sin que se vea la cara del niño. Por ejemplo fotografiando desde arriba o por detrás. Un emoji colocado adecuadamente encima de la cara también puede proteger los derechos del niño. Esto vale especialmente cuando aún no son lo suficientemente mayores como para decidir por sí solos si quieren que se publique la foto o no.

- Evitar situaciones vergonzosas: Los menores no deberían aparecer sin ropa o en situaciones vergonzosas o humillantes. No importa lo graciosa que parezca una situación en ese momento, más adelante al niño puede resultarle desagradable verse con la cara llena de papilla o sentado en el orinal. También el fondo de la imagen debe estar libre de objetos desagradables.

- Ajustes de seguridad: Con cada publicación, los padres deben asegurarse de cómo están colocados los ajustes de seguridad. ¿Pueden ver la foto todos o sólo los amigos? La DKHW recomienda que el círculo sea lo más reducido posible. Los padres deberían revisar de manera regular los ajustes de privacidad de Facebook y compañía, porque a veces van cambiando.

Por Till Simon Nagel

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas