Por lo general, suelen detectarse las orugas en la huerta cuando ya es muy tarde, cuando, por ejemplo, las lechugas más grandes comienzan a marchitar. En esos casos, ya suelen estar afectadas las raíces. Y en el de plantas más pequeñas, a veces se echan a perder por completo. Zanahorias, apio, patatas, cebollas y puerro pueden arruinarse por completo por estos insectos.

Sin embargo, es difícil combatirlos, ya que suelen permanecer en el suelo y es difícil detectarlos. Lo mejor es tentar primero a las orugas para luego combatirlas. Una buena forma de atraerlas es con una mezcla de 200 gramos de cereales, tres cucharadas de azúcar y el doble de agua. Una vez que aparecen las orugas, hay que recolectarlas.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas