En los países desarrollados, cada persona genera cientos de kilos de basura al año. Sin embargo, hay muchas cosas que pueden hacer los consumidores para reducir la cantidad de desechos que producen:

- Frutas y verduras: Muchas de las frutas y verduras que se consumen en los hogares vienen empaquetadas. Pero, ¿tiene esto sentido? Los consumidores deben tratar de comprar verduras y frutas en la verdulería, no en el supermercado, para evitar empaques excesivos.

- Empaques grandes: Si se va a comprar algo empaquetado, que al menos sea un paquete grande. Esto genera menos basura y permite almacenar.

- Bolsa de tela propia: El que muchos supermercados hayan renunciado a las bolsas de plástico es un primer buen paso, aunque reemplazarlas por bolsas de papel no es lo ideal. Si va de compras, lleve su propia bolsa de tela.

- Guarde frascos y envases: No hace falta tirar todos los potes y frascos de yogur. Muchos de ellos se pueden usar para guardar alimentos.

- Coffee to go: No hace falta usar todos los días un vaso de cartón con tapa de plástico a la hora de tomar un café. En muchas tiendas se puede llevar una tasa propia de cerámica para llenarla de café.

- Lista de compras: En la visita al supermercado, solemos comprar de más, llevados por el hambre o el aburrimiento. Esto genera basura adicional y hace que incluso se tiren víveres que sobraron porque no hacían falta.

- Ayuno de plásticos: Parece difícil, pero se puede intentar vivir un mes sin plástico. No es del todo simple porque el plástico está presente en muchos envases y envoltorios, pero si lo intenta, verá que es posible.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que luego del exhorto de El Vaticano y del retiro de la oposición de la mesa de diálogo, el Gobierno venezolano cumplirá con los acuerdos?

Las Más Leídas