Las abuelas siempre tenían un truco para quitar cualquier mancha. No importaba qué pasara, ellas siempre sabían cómo salvar una prenda de una desgracia. Uno, en su momento, no les prestó mucha atención porque siempre confiaba en que estarían para solucionarlo, pero de pronto, cuando en medio de una fiesta se vuelca algo de vino sobre una falda o en un desayuno un traspié hace salpicar un poco de café, uno se ve asaltado por la pregunta desesperada: Y ahora...¿cómo quito esto? ¿Era con agua fría o caliente?

Algunos consejos útiles:

- Sangre, orina y huevos: A primera vista, son elementos que no tienen absolutamente nada en común. Pues bien, no es así. Todos tienen un elevado contenido proteico que coagula a una temperatura superior a los 40 grados. Por eso se recomienda poner la tela manchada cuanto antes bajo el agua fría.

- Desodorante: cuántas veces nos encontramos con manchas marrones o amarillentas en la zona de las axilas. En estos casos lo mejor es tratar la prenda con un producto de lavado especial que se aplique sobre la mancha. Si no logra tener efecto, puede probar con una solución casera de ácido cítrico. Luego lave la prenda en la lavarropas.

- Grasa: Las marcas de grasa que deja una comida sobre el mantel o en la ropa por un descuido deben ser tratadas con productos especiales como un jabón de hiel, que evita que la grasa se adhiera a la tela. El resto debería salir al meter todo en la lavarropas.

- Brillo: ¿Qué tipo de "mancha" es esta? La que aparece cuando uno plancha una prenda. Suele surgir a raíz del roce o de las altas temperaturas. Eliminar el brillo es muy sencillo. No hay más que humedecer un cepillo y pasarlo sin hacer presión sobre la zona manchada. Pero lo mejor es, por supuesto, evitar el problema. Planche la ropa oscura del lado del revés o coloque un paño húmedo entre la plancha y la tela.

- Maquillaje: No intente deshacerse de las manchas de maquillaje arrojando la ropa a la lavadora porque, si no sale, tampoco saldrá después aplicando productos especiales. Si ve que algo se ha manchado, tome rápidamente algún jabón líquido, detergente o hasta jabón y quite la mancha.

- Zumo de frutas: Hay productos especiales para manchas en espray. Aplíquelo y meta luego todo a la lavarropas. Muchos zumos parecen no hacerle nada a la ropa, pero la mancha aparece horas después porque la sustancia cambia en contacto con el oxígeno.

- Vino tinto: Un problema muy común. Lo mejor es retirar la mancha de inmediato con agua fría. La vieja regla de "vino blanco mata vino tinto" no está tan errada. Si por algún motivo no encuentra agua cerca, aplique vino blanco, que diluirá al tinto. Luego absorba el líquido con un paño seco que no esté teñido (para evitar manchas adicionales). Si la mancha ya secó, habrá que recurrir a algún decolorante.

Si la mancha cae sobre el sofá, actúe de inmediato aplicando una solución tibia de jabón neutro y agua destilada. Pase un paño humedecido previamente en esa solución y no haga demasiada presión sobre la tela. El paño debe pasarse desde los bordes hacia el centro de la mancha. Este consejo es válido para otras manchas de alcohol o de zumo de frutas, café y té negro.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que Miami es una ciudad segura para los inmigrantes?

Las Más Leídas