Puede suceder con una estrella de Noche Buena o en la cocina, en medio del ajetreo de los preparativos por las fiestas. Un descuido y ¡uno se quemó!

Si la quemadura afecta una superficie grande, es importante no aplicar frío, sobre todo si la zona afectada tiene el tamaño de una palma de la mano.

Cuando uno se quema y aplica frío, corre el riesgo de que caiga la temperatura de todo el cuerpo.

Además, es importante quitarse de inmediato la ropa que tenga sobre la piel quemada, porque las telas retienen el calor y hacen que la quemadura adquiera rápidamente mayores proporciones.

En cambio, si sólo se quemó los dedos, puede ponerlos bajo el agua fría, pero nunca colocarles un hielo. Si tiene una herida abierta, aplique algún producto antiséptico para evitar infecciones.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Los decretos sobre inmigración firmados por Trump le generan:

Confianza
Seguridad
Incertidumbre
Temor
ver resultados

Las Más Leídas