Si está planeando mudarse y quiere hacer una inversión, es fundamental visitar la propiedad que le guste a distintas horas del día.

Uno de los motivos centrales es la luz. Nada se ve igual por la mañana que por la noche. Si bien uno cree poder calcular bien a qué horas entra el sol directo según la orientación que tengan las ventanas, la realidad siempre dista un poco de los cálculos.

Y la luz no es la única razón. Al pasear por el barrio por la mañana y por la noche, verá cómo son sus calles, qué tipo de personas circulan por allí y cuánto ruido llega desde las calles a la vivienda en las distintas horas del día.

También podrá ver cuáles suelen ser los horarios de apertura de los comercios cercanos y cómo son las distancias a recorrer desde la parada del autobús hasta casa cuando cae el sol.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Los decretos sobre inmigración firmados por Trump le generan:

Confianza
Seguridad
Incertidumbre
Temor
ver resultados

Las Más Leídas