¿Por qué es importante llevar a los niños a hacer labor social?
Hay que hablar con ellos y explicarles —en la medida de lo posible y de su entendimiento—, los motivos por los cuales las cosas son así; pero hacerles entender que es posible cambiar la situación si ellos y muchos más se animan a ayudar

Aunque el mundo ha avanzado muchísimo en términos de justicia social en las últimas décadas, todavía sigue siendo un lugar con mucha desigualdad en términos de oportunidades y acceso a los derechos.

Tal vez tus hijos tengan un poco más de privilegios por haber crecido en hogares conformados por padres afectuosos. Por ello, es aun más importante inculcarles el amor por sus semejantes y la voluntad de ayudar desinteresadamente.

Si participas en alguna obra de voluntariado social, es importante que lleves a tus niños desde pequeños para que observen y entiendan su entorno. No se trata de que vean cosas tristes que los puedan traumatizar, pero sí de que comprendan que su mundo no se circunscribe solo a su hogar, sino que es mucho más amplio, que allá afuera hay otros niños que no han tenido tanta suerte como ellos y otras personas en necesidad que requieren de su mano amiga.

Hay que hablar con ellos y explicarles —en la medida de lo posible y de su entendimiento—, los motivos por los cuales las cosas son así; pero hacerles entender que es posible cambiar la situación si ellos y muchos más se animan a ayudar.

Eso los sensibilizará socialmente, los hará generosos y crecerán con una buena disposición a participar en otras actividades de voluntariado y marcar la diferencia con sus acciones. Por lo general, las personas que ayudan a su prójimo son más felices y tienen vidas más plenas y satisfactorias. Si quieres que tu hijo sea una de esas personas autorrealizadas, puedes empezar a llevarlo a actividades acordes a su edad, y a hablarle sobre la importancia de dar, de retribuir, y de aportar su granito de arena para hacer de este mundo un mejor lugar.

@PosadaLifeCoach