BERLÍN.-¿Cómo sería Kurt Cobain a los 50? ¿Tendría barriga? ¿Vestiría de traje o con camisa de leñador? ¿Le habrían pasado factura sus excesos con las drogas o habría logrado encontrar el equilibrio? El bajista de Nirvana, Krist Novoselic, se ha quedado prácticamente calvo mientras que el baterista Dave Grohl se conserva prácticamente igual.

Sin embargo, el destino que le hubiera esperado a Cobain quedó sin respuesta desde aquel fatídico día de 1994. El lunes, Cobain habría cumplido 50 años si no fuera porque aquel 5 de abril se pegó un tiro con una escopeta de perdigones en su casa de Seattle, en pleno éxtasis de heroína. "It's better to burn out than to fade away" (es mejor quemarse que apagarse lentamente), escribió en su carta de despedida. Ahora, aquella lapidaria frase se vende estampada en camisetas.

Poco antes de quitarse la vida, Cobain había posado con un arma en la boca y el último disco de Nirvana se titulaba, premonitoriamente, "I Hate Myself And Want To Die" (me odio y quiero morir). Su suicidio lo convirtió en inmortal y le impidió llegar a su 28 cumpleaños, engrosando el "Club de los 27" del que forman parte desde Jimi Hendrix a Janis Joplin, Jim Morrison o Amy Winehouse.

Además de su adicción a la heroína, Cobain sufría una profunda depresión. El documental "Montage of Heck", producido por su hija Frances Bean (que no tenía ni dos años cuando su padre se pegó un tiro), traza el retrato de un joven herido y empujado de un lado a otro por unos padres divorciados.

De manera conmovedora, sin miramientos y a veces rozando el voyeurismo, el documental narra cómo un adolescente alegre y con talento se convirtió en un joven profundamente triste e irascible, pero igualmente talentoso. "Le dolió muchísimo que lo zarandearan", dicen casi todos los que aparecen en la película, incluida su viuda Courtney Love.

Pese a esa fragilidad interior, Cobain irradiaba fuerza sobre el escenario. Y lo que mostraba era en aquel entonces completamente novedoso: dijo adiós al glamour y a la marcada masculinidad, dos de las características esenciales del rock de la época. No era solo el grunge, una mezcla de punk y rock de garaje lo que lo convirtió en el ídolo de miles de jóvenes, sino también su personalidad.

Cuando en 1991 Nirvana lanzó "Nevermind" y el single "Smells Like Teen Spirit" se convirtió en himno de una generación, Cobain se convirtió en el rostro del rock alternativo. "Fue un genio de la música que (brevemente) convirtió el punk rock en mainstream", escribe la revista "Rolling Stone". Aunque su hija Frances Bean (hoy de 24 años, apenas unos pocos menos que su padre al morir), mira de forma crítica la construcción de esa leyenda. "Si hubiera vivido", dijo una vez, "habría tenido un padre. Y eso habría sido una experiencia increíble".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas