LISBOA.-El cantante portugués Tony Carreira, muy popular en su país tras treinta años de trayectoria profesional, ha sido acusado por la Fiscalía lusa de plagiar al menos once canciones de artistas extranjeros, algunos latinoamericanos, como el cubano Rudy Pérez o la argentina María Graciela Galán, del dúo Pimpinela.

El escrito de acusación del Ministerio Público, divulgado en las últimas horas en la prensa lusa, ha caído como un jarro de agua fría en Portugal porque los ecos románticos que han emocionado a toda una generación pueden tener orígenes más allá de sus fronteras.

"Sonhos de menino", "Depois de ti mais nada", "Se acordo e tu não estás eu morro" o "Adeus até um dia", son algunos de los temas sobre los que se cierne la sombra de la sospecha y que, según se recoge en el documento, "son ejemplos de actividad ilícita" de Carreira y del compositor Ricardo Landum, con el que trabaja desde hace años.

Las melodías, las letras y hasta el ritmo han sido analizados, dice el Ministerio Público, que sostiene en un duro documento que al menos desde 2012 los acusados "han estado utilizando composiciones musicales ajenas" a las que les "han introducido alteraciones y arreglos como si fuesen suyas".

Así, concluyen, "obtienen una reproducción del original con algunas modificaciones".

Varias de las canciones son sospechosamente parecidas a temas del cubano Rudy Perez, por ejemplo "Después de ti... Qué" ("Depois de ti mais nada" en la versión portuguesa) o la argentina María Graciela Galán, creadora de "Me muero", que la prensa lusa asocia ahora a "Se acordo e tu não estás, eu morro".

Carreira, que se encuentra inmerso en la preparación de su próxima gira, ha asegurado a la cadena de televisión portuguesa SIC que este asunto, que comenzó "hace diez años", ha sido ya "resuelto con algunos autores", y remarcó que la queja actual, interpuesta por la Compañía Nacional de Música, busca ensuciar su imagen.

El comentario del cantante hace referencia a un acuerdo alcanzado en 2013 con varias entidades ante las que Carreira asumió el rol de "adaptador" en lugar de "autor" en relación a tres canciones.

Mientras, la empresa que representa al veterano artista, Regi-Concerto, sostiene en un comunicado que la reclamación presentada ahora es "una queja oportunista e injustificada" y que el cantante "tendrá la oportunidad de defenderse" de forma serena y "seguro de la razón que le asiste".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario