MIAMI.-Visiblemente conmovido por la crisis social que enfrenta su natal Venezuela, El Puma aseguró mantenerse muy atento a través de las redes sociales a los hechos de violencia y represión que enlutan al país.

“Es lamentable lo que está pasando en Venezuela, igual de lamentable como lo que pasó en Cuba. La gente parece que ya se acostumbró a estos sistemas y no, no se pueden acostumbrar”.

“El mundo debe saber que todavía hay presos políticos en Cuba y en Venezuela. El sistema que ellos han querido implantar no funciona ni va a funcionar nunca, pero Dios se encarga de hacer despertar a la gente y eso da como resultado que en estos días en mi país esté reventando una olla a presión”, expresó durante una entrevista concedida en su casa disquera Sony Music Latin.

“Los gobernantes no quieren entender lo que pasa, pero el pueblo tiene que seguir insistiendo hasta que alcance su libertad. Libertad [el cantante pronuncia varias veces la palabra con emoción]. Eso es lo que pide la gente. Cuando un hombre pierde la libertad pierde la esperanza”, agregó.

Consultado sobre las posiciones asumidas por los países de la región ante el actual caos que vive la nación sudamericana, el artista fue categórico en señalar que ningún gobierno ha sido suficientemente crítico.

“Me asombra la hipocresía de Bolivia, de Nicaragua, de República Dominicana, ¿será por el petróleo que reciben? No lo sé. Yo no quiero inmiscuirme ni perder la perspectiva, pero hago esta reflexión porque es muy triste lo que pasa en mi país. El hambre, la miseria, la falta de todo...”

Nuevo lanzamiento

Tras ocho años de ausencia discográfica, José Luis Rodríguez “El Puma” promueve el lanzamiento de su disco Inmenso, que salió a la venta el viernes 21 de abril y del cual se desprende el éxito Culpable soy yo, sencillo en el que el legendario intérprete comparte créditos con el boricua Chayanne.

Reinventando 11 temas que le han perseguido durante toda su carrera, “El Puma” compartió sus clásicos himnos junto a Vicente Fernández, Fonseca, Nile Rodgers, Amaia Montero, Il Volo, Axel, y Chyno Miranda. Colaboraciones logradas por su amigo Ricardo Montaner, productor del álbum.

“Ricardo buscó a excelentes arreglistas y cambió la estructura de las canciones tratando de conseguir que no perdieran su esencia. Y lo logró, porque todos los temas suenan hermosos. Ha sido una bendición y creo que Dios ha utilizado a Montaner para hacer este homenaje”, manifestó.

El disco Inmenso contiene 11 canciones, todas fueron seleccionadas por Ricardo Montaner, a quien “El Puma” admite haberle dado total poder de decisión en la estructuración del esperado proyecto musical.

“Confié plenamente en que iba a escoger lo mejor de mi repertorio. Creo que inicialmente seleccionó entre 30 o más canciones, y luego hizo un trabajo formidable junto a su hijo Alejandro, escuchando todos los temas y releyéndolos. Pienso que el resultado -sin yo inmiscuirme- ha sido excelente”.

En las manos de Dios

El intérprete, quien cumplió el pasado enero 74 años, ha pasado los últimos meses asediado por fuertes rumores acerca de su estado de salud, tras ser diagnosticado de fibrosis pulmonar, enfermedad que lo ha acompañado desde el año 2000. Fue en ese entonces que enfrentó los primeros síntomas al sufrir una asfixia en un vuelo de Los Angeles a Miami.

Más allá de comentar sobre el padecimiento que lo aflige, “El Puma” se limitó a pedir oración para no desviar la atención de su disco, una producción que marca su gran regreso a la escena del pop latino.

“Ahora Dios está dirigiendo mi vida, sólo él sabe lo que va a suceder conmigo. Yo por mi parte tengo fe, tengo que seguir este camino y lo que me queda es esperar”.

“He reflexionado mucho sobre esto en lo que estoy transitando ahora [fibrosis pulmonar]. Uno se da cuenta de lo frágil que es y de lo insignificante que es. Cuando Dios dice que te tienes que ir, te tienes que ir, y punto. No hay vuelta atrás. El asunto es vivir de tal forma que no tengas temor a irte y salir de tu cuerpo”, agregó.

“Lo único que yo tengo claro es que tenía que despertar otra vez, y Dios me tenía que despertar de esta forma, por las buenas o por las malas. Por eso digo que mi enfermedad sí tiene cura, por eso no la menciono ni la nombro. Yo me declaro sano en el nombre de Jesús. Mi vida está en manos de Dios.”

Antes de finalizar y genuinamente entusiasmando por el lanzamiento del disco Inmenso, “El Puma” declaró: “Por ahora pido dos cosas a la gente: que me incluyan en sus oraciones y que no pirateen el disco. Eso me haría muchísimo daño”.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario