LA HABANA.-En el Callejón de Hamel no habrá rumba este domingo. Aunque la Unesco acaba de declararla Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, los rumberos tendrán que guardar los tambores porque Cuba está de luto por la muerte de Fidel Castro.

Todos los domingos el colorido callejón, corazón de la cultura afrocubana y de la santería en La Habana, explota en esa combinación de baile, palmas, movimientos, canto y música de percusión que conforma la rumba.

El artista Salvador González Escalona, que tiene su taller en este sitio del barrio de Cayo Hueso, puso en marcha en 1990 un proyecto comunitario que convirtió al callejón en galería de arte y espacio de difusión de la cultura afrocubana al aire libre.

Hay murales que trepan por las fachadas de los edificios, bañeras transformadas en asientos y obras de arte y esculturas de material reciclado. Los propios habitantes del barrio pintan, usan la soldaldora o dan forma a las creaciones.

"En este lugar se instauró el domingo como día de la rumba", dijo a dpa Elías Aseff, asistente de González Escalona y promotor de la rumba en su versión popular original.

Aseff es un detractor de la "rumba con lentejuelas", que considera una fabricación para turistas hecha "después de que los blancos se dieron cuenta de que con la rumba de los negros se hacía dinero".

El Consejo de Estado decretó nueve días de duelo nacional en Cuba desde el 26 de noviembre hasta el 4 de diciembre por la muerte de Castro. El domingo será sepultado y después del mediodía terminará el luto. En el callejón se anuncia que la peña volverá la siguiente semana.

Durante la vigencia del duelo, en toda Cuba se suspendieron los espectáculos y actividades públicas como conciertos y fiestas.

Hasta que termine el luto no hay celebraciones de boda, 15 años o bailes ni discotecas ni funciones de cine ni teatro. Tampoco se vende alcohol, aunque en algún que otro sitio de La Habana Vieja se ve a acalorados turistas con cerveza sobre las mesas en las terrazas.

En el local "El Carmelo" del barrio del Vedado las mesas y las sillas con moños decorativos están listas para que lleguen los novios, pero no por ahora.

"Aquí se hacen todo el tiempo actividades de cumpleaños y bodas, pero por suerte no había nada programado. Sólo había una reunión de un centro de trabajo y se pospuso para otras fechas", dijo a dpa Félix Arteaga, el presidente de la cooperativa que gestiona el negocio. En la cercana iglesia del Sagrado Corazón de Jesús tampoco hay bodas previstas.

La televisión sólo transmite una "programación informativa, patriótica e histórica" sobre las honras fúnebres de Castro, con remembranzas desde sus tiempos de guerrillero en la Sierra Maestra e imágenes besando niños o con otros jefes de Estado.

Las cenizas de Fidel Castro iniciaron el miércoles un recorrido de más de 1.000 kilómetros desde La Habana hasta Santiago de Cuba y durante cuatro días, hasta el sábado, recorrerán pueblos y comunidades por casi todas las provincias de la isla.

El domingo serán depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia. Entonces podrán volver la rumba, la salsa, los mojitos y los daiquirís a la noche cubana.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que con la muerte de Fidel Castro, Cuba se abrirá hacia la democracia?

Las Más Leídas