Leonardo Padura: "Con Trump, Cuba pasó del sueño amable a la pesadilla"
"Es como si hubiéramos estado en una larga pesadilla, pasamos a un sueño más o menos amable y hemos regresado a la pesadilla con Trump", dijo el escritor cubano

CIUDAD DE MÉXICO.- Con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Cuba pasó de un "sueño más o menos amable" de acercamiento con Estados Unidos a una "pesadilla", dijo hoy el escritor cubano Leonardo Padura en Ciudad de México.

"Es como si hubiéramos estado en una larga pesadilla, pasamos a un sueño más o menos amable y hemos regresado a la pesadilla con Trump", dijo Padura a la cadena mexicana de televisión Televisa.

El 17 de diciembre de 2014 el entonces presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo cubano, Raúl Castro, anunciaron de forma inesperada un histórico deshielo bilateral. Seis meses más tarde, los dos países restablecieron relaciones diplomáticas después de más de medio siglo.

"Lo que ocurrió entre Cuba y Estados Unidos en este último periodo del mandato de Obama (es) que se logró restablecer relaciones y había un clima, por lo menos, de diálogo", dijo Padura, Premio Princesa de Asturias 2015.

"Las relaciones no eran completamente normales, porque mientras exista el embargo (económico), el bloqueo, no pueden ser normales, pero había un posibilidad de conversar. Pero este señor Trump no quiere conversar", afirmó.

Trump, que ganó las elecciones en Estados Unidos hace un año, enfrió el proceso de acercamiento que había impulsado Obama (2009-2017).

La semana pasada Estados Unidos volvió a votar en la ONU en contra de levantar su embargo a Cuba, un año después de que la administración de Obama emitiera una histórica abstención.

El autor de "Adiós Hemingway" y "El hombre que amaba a los perros" afirmó que el diálogo con Estados Unidos es importante para la economía cubana y sobre todo para la política interna, ya que frente a una retórica agresiva "todo en el país funciona con esos códigos".

El escritor cubano se encuentra en México para ofrecer hoy la conferencia "La Habana, la ciudad de las letras" ante estudiantes universitarios y recibir el jueves el doctorado honoris causa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la mayor de América Latina.