BERLÍN.- A sus 20 años, Lorde puede presumir no sólo de ser la cantante neozelandesa más joven en alzarse con un Grammy, sino también la tercera del mundo. El viernes sale a la venta su segundo álbum de estudio, "Melodrama". En entrevista con dpa, habla de hacerse adulta, de la autocrítica y de lo que significa dar ejemplo.

dpa: Sus canciones hablan mucho de sus sentimientos. ¿No le asusta compartirlos con el resto del mundo?

Lorde: Me gusta contar la verdad de mí misma. Para mí, es liberador e importante. Así me dibujo un pequeño mapa de mí misma, que con cada verso se vuelve más claro. Mis canciones son tan personales que no las podría cantar nadie más, y eso me parece fantástico. Por otro lado, resulta raro hablar de manera tan sincera y abierta sobre tu propia vida. Es extraño ver como trabajo el hablar de los secretos más íntimos.

dpa: ¿Siente que a los 20 años ha dejado completamente atrás su etapa adolescente y ha dado un paso más?

Lorde: Totalmente. Es extraño, pero la adolescencia dura demasiado tiempo y a los 18 o 19 años ya has tenido bastante. Tengo la sensación de haber escrito mi tesis doctoral sobre lo que significa ser adolescente. Me impliqué mucho con esta edad y al final siento que he cambiado. Antes tenía la adolescencia en un altar y me preguntaba si anhelaba esta época sólo por el hecho de dejarla atrás.

dpa: ¿Y cómo se siente ahora?

Lorde: Felizmente, es fantástico ser un "adulto recién estrenado", lo disfruto y me parece la mejor etapa. Ahora estoy descubriendo muchas cosas.

dpa: Una vez dijo en una entrevista que es muy crítica consigo misma. ¿Sigue siendo así?

Lorde: Sí, sigo así. Soy muy crítica conmigo misma y con mi trabajo, porque soy la única persona que sabe realmente de lo que soy capaz y por eso me exijo más. Por supuesto que podría confirmarme con letras que son "buenas", pero quiero que sean "fantásticas y que remuevan conciencias".

dpa: ¿Por eso ha tardado tanto en lanzar este disco?

Lorde: Sí, el disco ha llevado mucho tiempo. Puedo confirmar lo que otros dicen sobre el segundo álbum: que es realmente difícil. Nunca antes había hecho algo en lo que tuviera que trabajar tan duro y pelear por cada una de las decisiones. En ocasiones llegué a pensar que no lo terminaría, pero me decía: "Cuando esté listo, será fantástico porque me lo habré merecido". Fue mucha presión de mi parte, pero ahora me siento satisfecha.

dpa: Muchos jóvenes la consideran un ejemplo a seguir...

Lorde: Creo que sigo siendo un ejemplo contradictorio: no sé si ese es realmente mi papel. Lo bueno es que hay muchos jóvenes que hacen cosas fantásticas, no sólo en las artes, sino en todo. En ese sentido, hay muchos ejemplos diferentes. Pero es genial hacer algo que un adolescente estadounidense con un entorno diferente encuentre puntos en común conmigo.

dpa: ¿Cómo gestiona las redes sociales?

Lorde: No creo que la gente me exija demasiado. Cuando me resulta así, me voy a casa y no dejo que me influya mucho. Pero es extraño que la gente de mi edad no sepa relacionarse de otra manera, es una forma rara de crecer.

dpa: ¿Pero en algún momento tendrá que marcar una línea roja, no?

Lorde: Totalmente. Soy una persona que en lo musical se expone mucho. Debido a eso, muchos creen que mi vida les plantea una especie de búsqueda del tesoro y que pueden irrumpir en mi camino. Intento que la atención de los demás se centre en mi trabajo. Y ahí es donde reciben los detalles picantes. El resto, sólo es la aburrida paja para las redes sociales: yo, en casa, cocinando y levantándome ante mis gatos.

dpa: Ha contado que comparte Snapchat con un pequeño grupo secreto, ¿es cierto?

Lorde: Sí, me considero la usuaria más divertida de Snapchat, ¡es mi medio! A mis amigos les encantan las historias que cuento por allí. Pero sí, sólo las reciben 20 personas.

LORDE se llama en realidad Ella Yelich O'Connor. Su álbum debut, "Pure Heroine", fue un éxito mundial y el sencillo "Royals" estuvo nueve semanas como número uno en Estados Unidos.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario