TORONTO.- El cómico estadounidense Louis C.K., famoso por su serie Louie y sus shows de stand-up televisados, fue ovacionado por el público del Festival de Cine de Toronto en la presentación de su película I Love You, Daddy, dirigida y protagonizada por él.

Louis C.K asistió a la segunda función del film, rodado en blanco y negro en 35 milímetros y con guión suyo y de Vernon Chatman junto a su madre, que se encontraba entre el público, y fiel a su humor corrosivo, pidió un aplauso para ella y afirmó: “Ella es mi mamá, es mi amiga, es mi ejemplo, ella me crió. Mi padre no hizo absolutamente nada”.

El comediante, que ha escrito durante años para la usina de cómicos Saturday Night Live y guiones para algunos de los presentadores de late-night shows más famosos, como David Letterman y Conan O’Brien, se sentó a ver la película, de la cual presentó un corte ligeramente distinto al de la primera función, entre el público para conocer sus reacciones.

“Ustedes son el mejor público que hay y por eso me apuré a terminarla porque quería presentarla aquí. Había traído a parte del equipo y del elenco, pero se fueron”, dijo en medio de las risas de los asistentes. “Por eso traje a mi madre”.

Rodada en el mes de junio en Nueva York, I Love You, Daddy es la historia de Glen, un productor de televisión adinerado y divorciado (Louis C.K) cuya hija de 17 años, China (Chloë Grace Moretz) se muda con él. Gracias a los contactos de su padre en la industria, Moretz conoce en una fiesta al cineasta Leslie Goodwin (John Malkovich), por el que Glen siente una gran admiración.

El problema es que Leslie no sólo tiene casi 70 años, sino que lo persiguen rumores de abuso infantil, por lo que Glen vive una auténtica pesadilla cuando empieza a sospechar que entre el afectado Leslie (un genial Malkovich) y su hija adolescente hay más que una amistad.

“Si algo incomoda a la gente me gusta meterme allí”, contó Louis C.K, cuya marca registrada es, precisamente, animarse a hacer chistes muy políticamente incorrectos con temas supuestamente tabú como raza, religión o sexo (incluyendo la pedofilia).

“Cada vez que planteo un tema, la gente me dice ‘por favor, no hables de eso’. Pero me gusta llevar a la gente a esos lugares y hacerla reír, lograr que se vayan algo confundidos. Cuando la gente cree que sabe algo sobre determinada cosa y termina confundida creo que eso quiere decir que has aprendido algo”, añadió.

El comediante, quien suele hablar de sus hijas y de su relación con ellas como padre divorciado en sus shows de stand-up, aclaró sin embargo que I Love You, Daddy” no es sobre la relación con ellas de forma literal. “Aún no llegamos a ese lugar, la más grande tiene 15 años. Esta película no es una historia de la realidad, ¡es una pesadilla!”, dijo. “Mis hijas ni la vieron. No les interesa ver mi mierda. ¡Todo lo que hago les parece aburrido!”, añadió.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario