MÉXICO.- Desplegando su potente voz y con un río de guiños de complicidad, la cantante chilena Mon Laferte "amarró" a sus seguidores en la primera de sus tres citas en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

Ante un público que la esperaba expectante y que desde hace días había agotado los boletos para los tres conciertos, Mon Laferte apareció en el escenario capitalino ataviada con un vestido rojo y un cardado que destacaba su nueva melena pelirroja.

"Ana", de su más reciente trabajo, "La trenza", fue la escogida para abrir el espectáculo, enmarcado en la gira "Amárrame" y en el que reinó una escenografía con muebles "vintage" y lámparas de cristal.

Con la ventaja que da jugar en casa -reside en México desde hace una década-, la artista bailó y jugó con los asistentes, quienes recibían cada uno de sus gestos y contoneos con entusiasmo.

"¿Cómo están? ¡Se ve tan chingón desde acá! Gracias a todos por venir", comentó Mon Laferte entre canción y canción. En su actuación quedó patente su emoción por tocar en el Auditorio, lo que incluso le dificultó seguir la letra en un par de ocasiones.

Temas como "Flor de amapola" y "Orgasmo para dos" sirvieron para que la cantante, quien recientemente ha sido nominada a los Grammy Latino con cinco candidaturas, demostrara la fuerza de su voz.

El ambiente más íntimo llegó con la muy aclamada "El cristal", dedicada a su abuela, de quien también se acordó, conmovida, en "La trenza", otra canción que compuso inspirada en ella y en los consejos que le daba cada día cuando la peinaba antes de ir a la escuela.

En "Vuelve por favor", Mon Laferte hizo gala de una pasional interpretación, pocos minutos después de que, acompañada por el también chileno Manuel García, cantara de una forma más recogida "Cielito de abril".

Muy celebrados fueron "Amor completo", que con cariño dedicó al público, y "Amárrame", tema que ha popularizado a dúo con Juanes y que fue el primer sencillo de "La trenza".

Durante el concierto, Mon Laferte tuvo como cómplices a los integrantes de su banda, vestidos a juego con trajes verdes y dispuestos a seguirla en los correteos de "Si una vez" y "Diablo", así como en las coreografías de "Que sí" y "Yo te qui".

En una divertida interpretación de "No te fumes mi marihuana", en la que el escenario se tiñó de luces verdes, la cantante puso a prueba la confianza en sus seguidores y se tiró inesperadamente al público de las primeras filas, quienes la recibieron entre risas.

Después de una despedida, la artista regresó al escenario con dos de los platos fuertes de su trayectoria: "Tormento" y "Mi buen amor", que en su último disco canta con Enrique Bunbury.

Mon Laferte le puso el broche de oro a la noche con "Tu falta de querer", tema que supuso la clave de su éxito en 2015.

Tras más de dos horas de concierto, los fans demostraron que todavía tenían pulmones para cantar con fervor este himno al desamor, que la chilena compuso con el corazón roto.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas