ORIAN BRITO

@orianbrito

Quienes decidan visitar Washington D.C. deben incluir en su equipaje un par de zapatos cómodos, porque la capital estadounidense cuenta con un sinfín de museos y opciones para divertirse y adquirir cultura, por lo que la comodidad es esencial para poder disfrutar al máximo un recorrido por la ciudad.

Varias aerolíneas ofrecen vuelos a Washington D.C. diariamente y en oportunidades se pueden encontrar buenas ofertas. Si escoge el aeropuerto de Virginia, ubicado a unos 45 minutos de la capital, las mejores temporadas para visitar DC es otoño, invierno y primavera.

Para mayor comodidad es preferible buscar opciones de hospedaje cercanas al Internacional Mall, que es la zona donde convergen múltiples museos así como el Congreso y los monumentos dedicados a los presidentes de la nación.

El Congreso

Un sitio que vale la pena conocer es el Capitolio. A pesar del estricto control de seguridad, el público tiene acceso de manera gratuita a sus instalaciones de lunes a sábados durante el día. El recorrido lleva al visitante no solo a diversas salas, sino a la Cúpula principal donde todo un espectáculo artístico se ofrece para el deleite de los presentes.

Se pueden tomar fotografías y videos. Es recomendable planificar la visita con semanas de antelación para mejor disfrute.

Naturaleza viva

Interior del Museo de Historia Natural Smithsonian.
Interior del Museo de Historia Natural Smithsonian.
Interior del Museo de Historia Natural Smithsonian.

El museo Smithsonian de historia natural es uno de los más populares de DC, pues cuenta con diversas especies naturales y exhibiciones de todos los tipos, no solo para grandes, también para los más pequeños. Si es amante de los dinosaurios o de la fauna salvaje, podrá encontrar la mejor colección que es referencia en todo el país y el mundo. Este recinto está abierto al público de lunes a sábados. La entrada es gratuita.

Pasión por las alturas

Los amantes de la aviación y el espacio se pueden refugiar en el Smithsonian Air Space. Este imponente espacio alberga desde los primeros aviones que formaron parte de aeronáutica estadounidense, hasta trajes de los astronautas que han embarcado en misiones espaciales. También cuenta con simuladores para el disfrute de los jóvenes y tiendas para comprar recuerditos. En este museo usted puede pasar más de medio día, pero no se preocupe porque cada momento del recorrido valdrá la pena.

Monumento a Washington

El gran obelisco en memoria al primer presidente de Estados Unidos, George Washington, cuenta con una vista especial de la ciudad, ideal para los amantes de la fotografía. Docenas de banderas estadounidenses fungen como protectoras de esta estructura. Se recomienda visitarlo en horario nocturno para contemplar la iluminación.

La Casa Blanca

Jardines de La Casa Blanca.
Jardines de La Casa Blanca.
Jardines de La Casa Blanca.

Entrar a la residencia presidencial es posible si se hace la solicitud con al menos dos meses de antelación mediante un congresista de su comunidad. En caso contrario, puede pasar por los exteriores de las custodiadas instalaciones para tomar alguna fotografía. Al lado de La Casa Blanca está el Departamento del Tesoro, y en la calle de enfrente puede visitar una tienda oficial de la residencia presidencial, donde puede comprar suvenires y retratar sus espacios interiores.

Recomendaciones

Planifique cada día de su visita a la capital, estudie previamente los museos que están en el National Mall para que pueda escoger, dependiendo de las distancias, y seleccionar los que realmente quiere conocer. El National Museum of American History, por ejemplo, es uno que no puede dejar de visitar. El espacio recopila la identidad de la nación y su desarrollo a través de la historia, no sólo en el ámbito del transporte, el cine o la gastronomía, también en el área industrial.

No lleve bolsos para que no tenga que hacer largas filas en los puntos de seguridad. Y recuerde que la mayoría de los museos están abiertos al público gratuitamente.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario