SERIE DEL CARIBE

Enjuician a manifestantes  por agresión a equipo de béisbol cubano

El hecho ocurrió el domingo, cuando un grupo de manifestantes impidió "de manera violenta el ingreso de los peloteros y personal técnico" de Villa Clara al Hotel Venetur

  • Imagen

Un grupo de manifestantes se congregó frente al hotel que hospeda al equipo cubano de Villa Clara que participa en la Serie del Caribe de Béisbol, para protestar contra la presencia de esa novena. EFE/CARLOS RAMIREZ

La Fiscalía venezolana presentará hoy a los seis implicados en la presunta “agresión” al equipo de béisbol de Villa Clara, que representa a Cuba en la Serie del Caribe que se celebra en la isla de Margarita.

El hecho ocurrió en horas de la tarde del domingo, cuando un grupo de manifestantes impidió "de manera violenta el ingreso de los peloteros y personal técnico" de Villa Clara al Hotel Venetur, según explicó de manera “preliminar” el Ministerio Público en una misiva.

La fiscalía informó que presentará "en las próximas horas” a los presuntos responsables.

Imputados serán Carlos Jiménez Ortega, de 25 años, Carlos Carrera Hernández (27), David Corzo Ramos (32), Jackson González Valero (34), Simón Rodríguez Marcano (52) y Nelson Hernández Quijada (52), por la presunta comisión de delitos previstos en la legislación venezolana.

El hecho ocurrió mientras de manera simultánea la oposición venezolana realizaba asambleas en varias ciudades para debatir “la salida” a la crisis que atribuye al presidente Nicolás Maduro, que tiene una estrecha cooperación con Cuba.

Una de las consignas más repetidas por los manifestantes era “!fuera los cubanos!”.

La participación de Villa Clara, que de momento suma dos derrotas en igual número de partidos, marcó el regreso de Cuba a la Serie del Caribe tras 54 años de ausencia, gracias a la invitación por parte de los organizadores del evento.

Cuba había participado por última vez en la Serie del Caribe en 1960. Poco después del triunfo de la revolución de 1959, Fidel Castro prohibió el deporte profesional, lo que se tradujo automáticamente en la suspensión de la mayor de las Antillas.

La pérdida de interés en el certamen caribeño llevó recientemente a que sus organizadores invitaran a Cuba para recuperar el brillo de la Serie del Caribe.

El equipo de Villa Clara, en tanto, está casi aislado del mundo exterior durante el certamen. Su plantilla mantiene un mínimo contacto con los otros equipos participantes y sus integrantes tienen prohibido hacer declaraciones a la prensa.