BARCELONA.- La enorme atención mediática que rodeó al traspaso del futbolista brasileño Neymar al París Saint-Germain y la que ahora acapara la búsqueda de su sustituto en el Barcelona tiene un claro beneficiado: el nuevo entrenador azulgrana, Ernesto Valverde.

El técnico español, de 53 años, pudo iniciar su nueva etapa al frente del Barcelona con la tranquilidad de poder trabajar fuera del escrutinio constante de la prensa, algo fuera de lo normal para los recién llegados a clubes de semejante dimensión.

Si Neymar no hubiera recibido toda la atención, los primeros días de Valverde hubieran sido totalmente diferentes: análisis exhaustivos de cada amistoso, posibles variantes tácticas, comparativas de modelo frente al de su sucesor... Cualquier punto hubiera valido para llenar las informaciones deportivas.

Por el contrario, el sustituto de Luis Enrique pasó desapercibido durante toda la pretemporada, lo cual habrá sido un alivio para él, que en sus anteriores etapas profesionales demostró mantener un perfil bajo de cara al público.

Una tranquilidad en su primer mes de trabajo que está a punto de terminar, ya que el domingo se empezará a jugar su primer título ante sus nuevos hinchas y frente al clásico rival, el Real Madrid, por la Supercopa de España. Ese día se disputará la ida en el Camp Nou y el miércoles 16, la vuelta en el Santiago Bernabeu.

Valverde, conocido desde su etapa de jugador como el “Txingurri” ("Hormiga” en vasco), se estrena con varias tareas pendientes que tienen como objetivo el devolver al Barcelona a la senda de los títulos.

La primera es la de hacer volver a los azulgrana a sus raíces futbolísticas, las del juego de toque y posesión de la pelota, que con Luis Enrique se fueron perdiendo en beneficio de la capacidad creativa y goleadora de su hasta ahora tridente ofensivo, la “MSN” (Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar). Y es que ése es uno de los valores que llevó al Barcelona a fijarse en él varias veces, finalmente contratando sus servicios.

Ahora tratará de crear un equipo intermedio, sin llegar al virtuosismo que alcanzó Josep Guardiola en la época más laureada del club pero tratando de evitar los desequilibrios de la pasada etapa, que en muchas ocasiones le hicieron perder al Barcelona el control de los partidos aunque casi siempre los terminase resolviendo.

"La posesión del balón te obliga a tener un juego combinativo y también te sirve para avanzar", dijo Valverde el día que le presentaron como nuevo entrenador del Barcelona. "Tanto en una foto como en un equipo buscas el equilibrio de las cosas. Ambos dependen de los elementos que tengas", ilustró también el técnico español aludiendo a una de sus pasiones: la fotografía.

Tras su último partido, el lunes ante el Chapecoense por el trofeo Joan Gamper, aseguró que está trabajando también en aspectos defensivos para evitar las contras, talón de Aquiles del Barcelona en las últimas temporadas.

"Es cierto que si dominamos el juego, o tratamos de dominarlo, jugamos mucho en campo contrario y tratan de sorprendernos con balones a la espalda. Eso se soluciona corriendo mucho hacia atrás o recuperando rápido. En eso estamos", comentó.

Otro de sus objetivos será el de buscar la forma de tapar el vacío que dejó Neymar a nivel de juego. Por ahora no tiene piezas nuevas, aunque se esperan antes de que cierre el mercado (los nombres que más suenan en prensa son los del brasileño Philippe Coutinho y el francés Ousmane Dembelé), por lo que ante el Real Madrid deberá encontrar la solución en casa y hacer que alternativas como Paco Alcácer o Gerard Deulofeu estén a la altura.

Todo un reto para el que fuera jugador del Barcelona entre 1988 y 1990. Al menos, pudo prepararse bajo la tranquilidad que le “regaló” Neymar.

Valverde también jugó en clubes como el Athletic de Bilbao, Espanyol, Alavés y Mallorca, mientras que como entrenador repitió en los dos primeros y pasó por otros como Valencia, Olympiakos griego en dos etapas o Villarreal.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas