MELBOURNE.- Argentina derrotó este viernes 1-0 a Brasil en un partido amistoso disputado en la ciudad australiana de Melbourne que marcó el debut de Jorge Sampaoli como entrenador albiceleste.

Gabriel Mercado anotó a los 45 minutos el gol del triunfo pero el resultado pudo ser otro si Brasil hubiera concretado las varias llegadas claras que tuvo. El equipo de Sampaoli dejó algunas dudas y Lionel Messi no pudo desequilibrar como acostumbra.

Embed

El conjunto de Tite, que sufrió su primera caída tras nueve victorias en igual cantidad de encuentros con su actual entrenador, no tuvo a Neymar ni a otros titulares, pero Coutinho, Gabriel Jesus y Willian se encargaron de generar presión y poner en problemas a los argentinos.

La valla de Sergio Romero se salvó varias veces, pero a los 64' casi pareció un milagro que Argentina mantuviera invicto su arco cuando, aprovechando una salida anticipada del portero, Jesus pateó con el arco libre pero definió mal y estrelló el balón en el palo derecho de Romero. Willian tomó el rebote y remató al otro palo.

La Argentina de Sampaoli decayó en el segundo tiempo. No mostró creatividad en el ataque, perdió la posesión del balón y no tuvo circulación suficiente para generar un juego asociado que permitiera aprovechar mejor a Messi.

En la recta final de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Rusia 2018, la derrota no golpea a Brasil porque el pentacampeón ya tiene asegurada la clasificación, más allá de la preocupación de Tite por la lesión de Gabriel Jesus sobre el final.

Distinta es la situación de Argentina, que está quinta en la tabla sudamericana, en zona de repechaje, y le restan cuatro partidos para buscar el boleto directo a Rusia.

Sampaoli, que llegó a la selección para reemplazar a Edgardo Bauza luego de una al menos desprolija salida del Sevilla, probó distintas variantes a lo largo del partido, pero no consiguió darle al equipo el brillo que se podría esperar de sus grandes individualidades.

El poderoso tridente de Messi junto a la dupla de la Juventus Paulo Dybala y Gonzalo Higuaín no mostró resultados y el gol llegó en una jugada de pelota parada, cuando el defensor Mercado tomó un rebote y clavó el balón en la red.

Le resta ahora a Sampaoli un segundo amistoso el martes en Singapur ante la selección local, aunque sin Messi ni Nicolás Otamendi, que regresan de forma anticipada a la Argentina. Serán unos días más para probar variantes y buscar la identidad que el nuevo entrenador le quiere imprimir al conjunto argentino antes de su primer partido oficial, el 31 de agosto, ante Uruguay en Montevideo por las eliminatorias sudamericanas.

Más allá del resultado, el amistoso cautivó al público australiano que colmó con más de 95.000 espectadores el estadio Melbourne Cricket Ground.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario