HOUSTON.- El piloto de los Astros de Houston, A.J. Hinch, fue categórico al destacar que su objetivo cuando viajaron a Los Ángeles para enfrentar a los Dodgers en los dos primeros partidos de la Serie Mundial era la de conseguir sendas victorias, pero lograr una le hacia sentir también muy feliz.

Sobre todo después de ver lo que sucedió en el segundo partido disputado en el Dodger Stadium cuando los Astros estuvieron a punto de perder por segunda día consecutivo con idéntico marcador y de la misma manera a base de jonrones oportunos del equipo angelino.

Pero la noche era de la conexión latina que encabezó el jardinero venezolano Marwin González que pegó un dramático jonrón en la parte alta de la novena entrada para empatar a 3-3 la pizarra y darle nueva vida al equipo tejano que luego alcanzó la victoria en la undécima con marcador final de 7-6.

"Este es un momento en nuestras vidas en el mayor escenario de todos", subrayó Hinch. "Nadie va a precipitarse. Nadie va a conceder ni un solo out, ni un solo turno y, ciertamente, ni un juego".

Ahora los Astros ya se encuentran en Houston donde tienen el privilegio de jugar los próximos tres encuentros en su campo del Minute Maid Park, con marca perfecta de 5-0 en lo que va de la fase final y además después de haber tenido un marcador global de 31-7.

"Teníamos el objetivo de ganar un partido (en Los Ángeles) y lo logramos", declaró a EFE el segunda base estelar venezolano José Altuve. "Ahora en nuestro campo, donde hemos tenido un gran desempeño, saldremos a darlo de nuevo todo y estoy seguro que vendrán cosas muy buenas para el equipo".

Altuve, que regresó a Houston con dos nuevos premios individuales como el de Luis Aparicio como el mejor pelotero venezolano y el de Hank Aaron, de mejor bateador de la Liga Americana, está convencido que en el Minute Maid las cosas van a ir "muy bien" al equipo.

"Los bates se nos volvieron a prender y esa fue la clave que al final lográsemos la importante victoria en el segundo partido", destacó Altuve. "Tenemos que seguir por el mismo camino.

La diferencia entre los Astros en la ruta y en su sede del Minute Maid Park ha sido notable. Antes de anotar cinco vueltas del noveno al undécimo episodio el miércoles en Los Ángeles, Houston había pisado el plato apenas tres veces en sus 26.0 entradas anteriores jugando en el Yankee Stadium (SCLA) y el Dodger Stadium.

La historia es muy diferente cuando están en el Minute Maid Park, donde no sólo tendrá el apoyo incondicional de sus fanáticos sino que el medio ambiente que se respira en el campo es especial y favorable a los bateadores que se sienten muy bien bajo el enorme ruido que se da dentro del estadio, que puede ser cubierto.

"Sabemos que para nosotros este último mes ha sido un poco movido con Medias Rojas de Boston y Yankees de Nueva York y ahora aquí", valoró Altuve. "En Houston hemos estado jugando un poquito mejor, pero tenemos que hacer que pase algo especial y como siempre digo en el béisbol no hay nada garantizado".

Eso es lo que también piensan los Dodgers, que como campeones de la Liga Nacional y dueños del mejor récord de Grandes Ligas durante la campaña regular, cuentan con todos los elementos para recuperar el partido que perdieron en su campo.

De ahí, que otro pelotero latinoamericano decisivo en la ofensiva de los Astros, el campocorto puertorriqueño Carlos Correa, que también pegó cuadrangular para hacer historia junto a Altuve al hacerlo de forma consecutiva en la misma entrada en un partido de la Serie Mundial, destaca la importancia del triunfo de los Astros en Los Ángeles.

"Sí, hemos vuelto a Houston con la serie empatada, pero no podemos confiarnos", comentó Correa. "Del otro lado, ellos tienen un equipo increíble, así que tenemos que salir a jugar un buen béisbol".

Correa no tiene ninguna duda que los Dodgers ajustaran sus líneas y estrategia de cara a enfrentar los próximos tres partidos que marcarán el devenir de la serie.

"Sabemos que ellos son un buen equipo, pero nosotros somos buen equipo también. Tenemos mucho talento en este clubhouse", subrayó Correa. "A pesar de haber perdido el primer partido, todo el equipo hizo un buen trabajo, aunque ellos fueron los que tuvieron los hits decisivos, luego en el segundo nosotros fuimos superiores con nuestra ofensiva".

Además el talento de los Astros surgió en el momento que más lo necesitaba el equipo, bajo circunstancias dramáticas ante un público hostil, factor que no tendrán en su campo del Minute Maid Park, si no todo lo contrario, un apoyo incondicional y único, como lo han hecho durante todo el mes de octubre.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas