LINCOLN (NEBRASKA).- El peleador estadounidense Terence Crawford dio cátedra de boxeo con la mano izquierda y se convirtió en el campeón indiscutible del peso welter junior al derrotar al namibio Julius Indongo por nocáut en el tercer asalto en pelea de unificación de cuatro títulos mundiales.

Crawford retuvo sus títulos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Organización (OMB), y le arrebató a Indongo las coronas de la Asociación (AMB) y la Federación Ingernacional (FIB) después que derribó dos veces al púgil africano, la primera en el segundo asalto y la definitiva en el tercero.

La pelea se llevó a cabo en el "Pinnacle Bank Arena", de Lincoln (Nebraska), ante una asistencia de 12.121 personas, confirmó el gran momento en el que se encuentra Crawford, uno de los mejores púgiles que hay actualmente en el mundo.

La exhibición dada por Crawford es otro duro golpe al circo que hay montado para el próximo fin de semana en Las Vegas con la pelea entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr., de 40 años, y el luchador de artes marciales mixtas, el irlandés Conor McGregor, que hará su debut en el boxeo profesional.

Con la victoria, Crawford se convirtió en el segundo boxeador que consigue los cuatro cinturones unificados. El otro es Bernard Hopkins, que en el 2004, unificó los cetros mundiales peso medio, al vencer al mexicano estadounidense Óscar de la Hoya en nueve asaltos.

"Me siento un bendecido por vivir esta situación y le doy las gracias al promotor Bob Arum y Top Rank por confiar en mi", declaró Crawford, un excampeón del mundo del peso ligero, al concluir la pelea. "Ser campeón invicto del mundo significa mucho para mi".

El triunfo permite a Crawford, de 29 años, mantener el invicto con marca de 32-0, 23 triunfos por la vía del nocáut, mientras que Indongo vio caer su marca a 22-1, con 11 por el camino rápido.

Crawford hizo un boxeo de cerca para anular el mayor alcance de manos de Indongo, que es dos pulgadas (seis centímetros) más alto.

Aunque en el primer episodio Indongo manejó la distancia con poderosos jabs y lastimó a Crawford, para la segunda vuelta el estadounidense había asimilado el castigo y modificado la estrategia.

En la segunda vuelta, con un boxeo en corto, entrando a la zona de peligro, pero reforzando su guardia, Crawford pudo castigar de cerca e incomodar a Indongo, que poco podía hacer con su largo alcance.

A falta de 40 segundos de la segunda ronda, Crawford conectó con la izquierda, y mandó a la lona al namibio, que se levantó rápidamente y, aunque tambaleándose, continuó la pelea.

En el tercer asalto, Crawford ya sabía la receta y volvió a presionar con su boxeo en corto y siempre hacia adelante, contrarrestando el alcance de Indongo.

Cuando faltaban segundos para el final de la vuelta, desplazándose desde el centro del cuadrilátero trató de llevar a las cuerdas a Indongo con poderosos jabs, y sacando un sorpresivo y veloz gancho de izquierda a la zona hepática lo mandó a la lona por segunda ocasión.

Indongo no pudo recuperar el aliento, doliéndose del hígado y sin poder respirar, daba círculos sobre la lona, entonces el árbitro Jack Reiss detuvo la pelea.

Embed

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas