BARCELONA.- El Barcelona tensó tanto la cuerda que ya ni siquiera la magia del futbolista argentino Lionel Messi es suficiente para disimular el mal momento de un equipo que puso en riesgo la temporada cuando ésta ni siquiera llegó a su mitad.

El diario barcelonés "Sport" admitió este lunes que el empate 1-1 ante el Villarreal del domingo "sitúa al conjunto blaugrana en una situación difícil, y por primera vez en mucho tiempo deberá ir a remolque".

A continuación se ofrecen varias claves que ayudan a explicar el atasco de un equipo que sufre para mantenerse en pie después de invertir 124 millones de euros (130 millones de dólares) en unos fichajes que apenas aportaron.

NÚMEROS MEDIOCRES: En apenas 17 jornadas disputadas en la Liga española el Barcelona ya dejó de ganar 16 puntos. El último tramo fue especialmente significativo, pues apenas logró 10 de los 18 últimos puntos en juego. Por eso es tercero, a un punto del Sevilla y a cinco del Real Madrid, líder y que además tiene un partido menos.

SÓLO MESSI: El argentino salvó a su equipo en los dos últimos partidos con sendos lanzamientos de falta magistrales, pero el Barcelona necesita más de sus cracks. Por ejemplo, de Neymar, quien acumula ya 14 horas sin hacer un gol. No marca desde el 19 de octubre. También Luis Suárez presenta una clara baja forma. "Al Barça no le faltan los goles de Messi, le faltan los tantos de Suárez y de Neymar en estos momentos", razonó hoy "Mundo Deportivo".

La llamada "MSN" aporta dos tercios de los goles del equipo, una dependencia que por ejemplo no tiene el Real Madrid, donde marcaron ya todos los jugadores del plantel a excepción de Fabio Coentrao y los porteros. Los 13 goles que el Barcelona marcó en los últimos ocho encuentros de la Liga española no son registros de campeón.

FICHAJES BAJO SOSPECHA: El Barcelona pagó a precio de oro fichajes que por el momento han aportado poco. Sóloel central Samuel Umtiti convenció a la crítica mientras André Gomes, por el que pagó 35 millones en fijo y 20 en variables, acumula actuaciones intrascendentes. Nombres como los de Paco Alcácer, Denis Suárez, Lucas Digne o Jasper Cillessen apenas están contando con minutos.

DOS RENOVACIONES EN DUDA: Cada vez son más los medios que pronostican una despedida a final de temporada del técnico español Luis Enrique, quien ya deslizó que "entendería" que el club estudiara alternativas. Ya se habla de nombres como los de Ernesto Valverde o Eusebio Sacristán. Pero nada como el asunto de Messi, quien concluye contrato en 2018 y todavía no se sentó para negociar. De fondo permanece el momento de Ivan Rakitic, quien desapareció misteriosamente de las alineaciones sin haber renovado.

LA SOLITARIA "GUERRA" DE PIQUÉ: Erigido prácticamente como portavoz de los hinchas más pasionales del Barcelona, Gerard Piqué emprendió un conflicto contra los árbitros denunciando una supuesta campaña en contra de su equipo. Le desmintieron tanto Luis Enrique -"hay que ayudar a los árbitros entre todos"- como el ex futbolista azulgrana Carles Puyol -"hay que dejar trabajar a los árbitros"-, dentro de una "guerra" con más insinuaciones que afirmaciones.

PREOCUPACIÓN INDISIMULADA: Para sorpresa de todos, el Barcelona comunicó la ausencia de Messi, Iniesta, Piqué y Suárez en la gala "The Best", donde previsiblemente Cristiano Ronaldo se llevará la distinción de FIFA a mejor jugador de la temporada. El club emitió un comunicado en el que excusó la ausencia "para priorizar la preparación del partido contra el Athletic" del miércoles, correspondiente a la Copa del Rey. Según medios, los jugadores se reunieron en el vestuario antes de que el Barcelona publicara el comunicado.

FUTURO COMPLEJO: Exigido en la Liga española, el Barcelona dirimirá esta semana ante el Athletic su pase a los cuartos de final de la Copa, donde debe remontar un 2-1 adverso. Y en febrero llegará su eliminatoria de la Liga de Campeones ante el Paris Saint-Germain en un duelo estelar. La reacción debe ser inminente si no quiere quedarse alejado de los objetivos demasiado pronto.

FUENTE: dpa
 

Deja tu comentario