Un partido, una victoria apenas. Eso fue lo que separó al Heat de Miami de la pasada temporada de avanzar a los playoffs. Para la contienda de 2017-18 ahora hay la confianza de que las cosas serán diferentes.

“He estado involucrado en muchos equipos”, aseguró el técnico Erik Spoelstra. “Y estos muchachos están seguros de que somos los suficientes buenos para completar el trabajo”.

La posibilidad de meterse entre los ocho mejores clubes de la Conferencia Este al concluir la contienda regular no es una presunción única del cuadro de Miami. Los analistas predicen que el Heat tiene suficiente potencial para colarse no sólo en la postemporada, sino para hacerlo en una buena ubicación.

“Para mí, están cerca del cuarto puesto”, dijo Reggie Miller, miembro del Salón de la Fama del baloncesto y actual analista de la cadena de televisión TNT. “El Heat es el segundo mejor equipo de la División Sureste, solo por detrás de Washington. Para mí estarían arriba Cleveland, Boston, Toronto y luego tienes que pensar que cerca está Miami, siempre y cuando pueda mantener lo que hizo en la segunda mitad de la pasada contienda”.

Ciertamente, el gran reto de Spoelstra y del Heat será saber cuál versión del equipo será la de 2017-18, si la de la primera mitad de la zafra pasada cuando dejó balance de 11-30 o la de la parte final que remató para 41-41, el mismo récord con el que terminaron los Bulls de Chicago, conjunto que logró el octavo y último cupo sobre Miami debido a que tuvo foja favorable de 2-1 en la serie particular.

De momento, los analistas de ESPN a través de su ranking pronostican que el Heat ganará 45 encuentros y quedará en el quinto lugar del Este, por encima de los Raptors de Toronto.

Sólidos aspectos

El Heat cuenta con una dupla que le genera mucho optimismo en el esloveno Goran Dragic y Dion Waiters, sólidos en la parte de manejo de balón y del ataque de los hombres pequeños. En la pasada campaña se combinaron para 36.1 puntos, 10.1 asistencias y 7.1 rebotes por juego. Dragic viene de probar su capacidad de competencia tras liderar a su país al título del Eurobasket en el verano pasado, y en donde además se llevó el premio al Jugador Más Valioso.

Waiters evidenció talento para hacer disparos decisivos a tal punto de que convenció a Pat Riley, el presidente del Heat, de extenderle un contrato de 52 millones de dólares por cuatro años.

hassan-whiteside-pivot-miami-heat-cortesia.jpg
Hassan Whiteside (der.), juega en la posición de pívot del Miami Heat.
Hassan Whiteside (der.), juega en la posición de pívot del Miami Heat.

Otra figura destacada del Heat es Hassan Whiteside, el gigante de siete pies, que viene de liderar la liga en rebotes por partido con 14.1, además de cosechar 17 puntos por juego, cifras topes en su carrera. Se espera que el nativo de Carolina del Norte continúe su evolución lo que le debe permitir su consolidación como uno de los mejores centros de la NBA.

También resta por ver lo que pudiera hacer Kelly Olynyk, quien llegó de la agencia libre, así como Bam Adebayo, tomado en el draft, quienes deben darle bastante profundidad a una banca del Heat, que también cuenta con Tyler Johnson y Justise Winslow.

Lo que puede ser

Para Jeff Van Gundy, extécnico y actual analista de televisión, el Heat tiene todos los elementos para ser competitivos en una Conferencia Este que perdió potencia, tras la partida de Carmelo Anthony y Paul George.

“Para mí, Miami es un equipo de playoffs”, aseguró.

Y aunque el Heat ha tenido pocos cambios con respecto al año pasado, el corazón se mantiene con Whiteside, Dragic, Waiters, James Johnson, Tyler Johnson, Wayne Ellington, Josh Richardson, Winslow, Udonis Haslem, Okaro White y Rodney McGruder -quien perderá al menos la primera mitad de la campaña-, para sus integrantes está claro que hay muchos más elementos de éxito que otros que pudieran arruinar las esperanzas.

“De alguna forma, nada ha cambiado”, dijo Winslow. “Aún vamos a ser el equipo más preparado, el que tendrá mejores condiciones, y el más trabajador. Esos aspectos del Heat no han cambiado, y por ello es que esperamos que será una campaña diferente, porque esas cualidades, esos elementos clave no han cambiado”.

Y Winslow no es el único que exuda confianza. Riley considera que el Heat tiene opciones de meterse entre los cuatro primeros del Este. Whiteside, entretanto, también tiene sueña en grande.

“Mi meta es que ganemos 50”, exclamó.

primer-mes-cambios-playoff.jpg

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas