El partido Barcelona-Las Palmas se juega a puerta cerrada
Así lo ha decidido la junta directiva del Barcelona "ante la excepcionalidad" de lo sucedido este 1 de octubre, en relación al referéndum ilegal de independencia que se celebra en Cataluña
Embed

BARCELONA.- El partido de este domingo entre Barcelona y Las Palmas en el Camp Nou, correspondiente a la séptima jornada de la Liga española de fútbol, se jugará finalmente a puerta cerrada tras los incidentes ocurridos durante el referéndum independentista en Cataluña, según comunicó el club azulgrana.

"Ante la excepcionalidad de estos hechos, la Junta Directiva ha decidido que el partido del primer equipo de fútbol de este domingo contra el Las Palmas se jugará a puerta cerrada, tras la negativa de la Liga de Fútbol Profesional a decretar su aplazamiento", explicó el Barcelona en su escrito.

Los dirigentes del Barcelona se reunieron por la mañana para examinar su plan de acción tras la difícil jornada social en Cataluña y trasladaron a la Federación Española de Fútbol (RFEF) y a LaLiga su deseo de suspender el encuentro por motivos de seguridad, entre otros.

A la vista del comunicado del club azulgrana, ni la federación ni la patronal de clubes entendieron la postura del Barcelona y ordenaron la disputa del partido.

A partir de ahí, se sucedieron mil rumores. Primero se habló de la suspensión del encuentro, luego del aplazamiento durante una hora y finalmente llegó el comunicado del club azulgrana 20 minutos antes de comenzar el choque.

Para evitar posibles incidentes, el Barcelona decidió cerrar las puertas de su estadio y que el encuentro ante Las Palmas de disputará sin público, lo que generó protestas en los exteriores del estadio.

Además, el club azulgrana aprovechó la ocasión para recordar en su comunicado su adhesión a la celebración del referéndum, considerado ilegal por el Gobierno y la Justicia española.

"El FC Barcelona condena las acciones llevadas a cabo este domingo en muchas localidades de toda Catalunya para impedir el ejercicio del derecho democrático y la libre expresión de sus ciudadanos", afirmó.