LAS VEGAS.- El campeón invicto kazajo Gennady Golovkin y el mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez completaron la sesión de pesaje previa al combate de este sábado y ambos dieron 72,640 kilos en la báscula.

El primero en subir al pesaje en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas (Nevada), fue Golovkin, de 35 años, que se mostró impasible, perfecto, con sonrisa de niño bueno y una seguridad completa.

Dio el peso límite establecido para la categoría de los medianos y luego le tocó el turno a Álvarez, de 27 años, que ya subido en la báscula dio el mismo peso para su debut en la nueva división.

El púgil mexicano también se mostró sonriente, seguro y tranquilo en medio de un ambiente exquisito, de máxima educación y respeto entre ambos púgiles y sus respectivos equipos que se saludaron de manera cordial.

Golovkin expondrá sus títulos del peso mediano versiones de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), de la Asociación Mundial (AMB) y del Consejo Mundial (CMB).

El promotor hispano Oscar de la Hoya, dueño de la compañía Golden Boy Promotions, que lleva los intereses de Álvarez, y máximo responsable de la programación de la velada y la pelea, fue el encargado de estar siempre al lado de ambos púgiles.

Después la foto de rigor del cara a cara se confirmó la mayor envergadura de Golovkin, pro a su vez Álvarez mostró un gran físico con una gran musculatura.

Al concluir el pesaje, el mexicano reiteró que está listo para el gran combate, admitió las opciones al triunfo están repartidas en partes iguales y que al final el ganador será quien sea más inteligente sobre el cuadrilátero.

"La pelea será una mezcla de poder, rapidez e inteligencia", declaró Álvarez (49-1-1, 34 nocauts). "El que mejor sepa combinar todos estos elementos se llevara el triunfo. "Lo que sí tengo muy claro es que lo arriesgo todo en el combate y por eso me he preparado al máximo".

Por su parte, Golovkin reiteró que tiene todo el respeto por Álvarez, que está listo para hacer una gran pelea y que al final, sin importar el vencedor, el gran beneficiado del combate será el deporte del boxeo.

Golovkin, en tanto, tiene marca perfecta de 37-0-0, con 34 nocáuts.

Con miles de aficionados, en su mayoría mexicanos, que presenciaron el pesaje y apoyaron siempre a Álvarez, los promotores de la pelea confirmaron que el aforo de los cerca de 17.000 asientos que posee el T-Mobile Arena están vendidas las entradas desde hace varios meses.

Todo lo contrario de lo que sucedió con el combate entre Floyd Mayweather junior y el irlandés Conor McGregor, que el pasado 26 de agosto se enfrentaron en una pelea que el mundo del boxeo consideró una "farsa" y que apenas pudo vender 14.464 entradas.

El precio de las entradas para ver la pelea Golovkin contra Álvarez oscila entre los 2.500 dólares y será muy superior para aquellos que intenten a última hora conseguir alguna en el mercado de la reventa.

También se espera que la venta de la televisión de pago superé los dos millones de compradores, que tendrán que abonar 70 dólares para ver la pelea, lo que garantiza a los promotores un éxito económico de la pelea.

De la Hoya ya ha anunciado que parte de las ganancias que consigan con la pelea harán una importante donación para todos los damnificados de las víctimas que han dejado los huracanes Harvey y Irma a su paso por los estados de Texas y Florida, respectivamente.

"Sabemos del sufrimiento de miles de personas que lo han perdido todo y estaremos siempre a su lado", destacó De La Hoya. "Vamos a ayudar al máximo".

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuáles creen que deben ser las prioridades para el nuevo alcalde de la ciudad de Miami?

Transporte
Seguridad
Vivienda asequible
Infraestructura para enfrentar inundaciones
Control de la construcción
ver resultados

Las Más Leídas