CARACAS.- La Vinotinto puede presumir de alentador futuro tras arrancar sendos empates a Colombia y Argentina, con una nómina repleta de jugadores menores de 25 años en la que son titulares hasta tres futbolistas sub-20, pese a la incertidumbre por la renovación del seleccionador Rafael Dudamel.

Venezuela es última de la eliminatoria sudamericana y ya no tiene opciones de avanzar a la cita mundialista de Rusia, pero Dudamel ha dicho que los compromisos restantes no son un trámite para los suyos.

Esta aseveración quedó demostrada cuando los venezolanos ejercieron el papel de mal vecino e impidieron que la necesitada selección colombiana sumara completo en la fronteriza San Cristóbal a finales del pasado mes, con la sobresaliente actuación del juvenil guardameta Wuilker Faríñez.

Y este martes la Vinotinto frenó a la Argentina de Lionel Messi, Paulo Dybala y Mauro Icardi en Buenos Aires tras igualar 1-1 y sumar su primer punto como visitante contra la Albiceleste en toda su historia.

"El punto contra Argentina nos sirve para seguir aumentando la creencia en nuestra selección y en nuestro trabajo. Esa versatilidad táctica de nuestro equipo nos deja muy satisfechos" "El punto contra Argentina nos sirve para seguir aumentando la creencia en nuestra selección y en nuestro trabajo. Esa versatilidad táctica de nuestro equipo nos deja muy satisfechos", dijo Dudamel al fin del choque que dejó a los argentinos en zona de repesca.

En este último partido de nuevo fue determinante el portero Faríñez, que en esta eliminatoria atajó un tiro penalti a Alexis Sánchez, tapó un cabezazo a quemarropa de Radamel Falcao y ahogó el grito de gol a Messi.

En tanto, la diana venezolana llegó cuando el atacante John Murillo, de 21 años, finalizó con precisión una jugada que iniciaron Yangel Herrera y Sergio Córdova, dos jugadores que aún no cumplen los 20 años.

Esta juventud que hoy exhibe la plantilla de Venezuela es una idea que apuró Dudamel cuando comprendió que en este ciclo, que inició sin éxito el entrenador Noel Sanvicente, la Vinotinto no asistiría al mundial.

El actual proyecto del yaracuyano consiste en engranar las piezas que le permitan luchar por un cupo al mundial de Catar 2022, que a los fanáticos venezolanos y a un sector de la prensa podría parecerles lejano, a juzgar por las constantes críticas a las que someten a Dudamel.

Al seleccionador venezolano se le reprocha la ausencia, por ejemplo, de jugadores como el lateral del Málaga Roberto Rosales y de otros que cansados de esperar un llamado que no llega decidieron dar un paso al costado.

Con todo, los venezolanos han comenzado a mostrar mejores resultados al tiempo que se profundiza la renovación de la nómina, lo que supone un espaldarazo a las intenciones de Dudamel y una respuesta inmejorable a las críticas.

El exportero combina su labor al frente de la selección absoluta con el manejo de la sub-20, a la que llevó a disputar la final del mundial de la categoría luego de casi dos años de preparación, justo la hoja de ruta que se ha trazado para llegar a Catar.

Pero sobre esta idea ha caído ahora la sombra de la incertidumbre luego que el propio Dudamel revelara que la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) no tiene los recursos económicos para su renovación.

"Hay una realidad contractual, una negociación y ellos (la FVF) han sido francos, no hay recursos para poder nosotros mantenernos acá", señaló Dudamel tras el partido contra Colombia.

La FVF no reaccionó a estas palabras, pero a principios del mes pasado el vicepresidente del ente, Jesús Berardinelli, reconoció que el seleccionador venezolano tiene ofertas del fútbol colombiano, pero matizó que Dudamel está "contento" con su trabajo al frente de la Vinotinto.

Sin embargo, el futuro parece sonreír a los venezolanos, que ya han iniciado su propio premundial a Catar 2022.

Y estas sonrisas seguirán ahí incluso si no está Dudamel, el hombre que generó la idea.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario