LONDRES.- El británico Mo Farah no pudo conseguir este sábado el doblete de los 10.000 y los 5.000 al obtener solamente una medalla de plata en esta última prueba en los Mundiales de atletismo de Londres.

La estrella local, que en el primer día de competencia se coronó en los 10.000, no pudo imponer su ritmo sobre el final y cedió ante el etiope Muktar Edris, que cruzó la meta con alguna comodidad en 13:32,79 minutos, unos metros por delante del gran favorito.

Tal como ocurrió con el jamaiquino Usain Bolt, Farah comprobó que no era invencible y que su reinado tenía un fin. En el Estadio Olímpico de Londres, que lo vio consagrarse en los Juegos de Londres 2012, el británico no pudo decir adiós desde lo más alto del podio.

En la carrera, Farah mantuvo el ritmo y no dejó de estar en el grupo de cabeza, que terminó por cazar al australiano Patrick Tierman, líder solitario durante algunas vueltas.

Pero entonces allí, cuando el doble campeón mundial clásicamente aceleraba y no dejaba opciones a sus rivales, la carrera entró en terreno nuevo. Edris, un gran rematador, impuso un ritmo demasiado alto, incluso para el británico.

Así, en los metros finales el doble campeón olímpico debió esforzarse para terminar detrás del etiope y no dejar que el estadounidense Paul Chelimo, bronce con 13:33,30, le robara el segundo escalón del podio.

"Lo di todo, ha sido un viaje increíble", dijo al final Farah, que conoció la derrota por primera vez desde 2011.

Después de ello, Farah ganó las diez siguientes competencias internacionales que disputó, incluyendo los dobletes en los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016, y en los Mundiales de 2013 y 2015.

FUENTE: DPA

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas