MADRID.- El español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic sudaron este miércoles más de lo previsto en el torneo de tenis de Madrid, donde ambos necesitaron tres sets y más de dos horas para avanzar a los octavos de final.

Nadal, cuatro veces campeón en la capital española, venció al italiano Fabio Fognini por 7-6 (7-3), 3-6 y 6-3 con más carácter que buen juego en las dos horas y 57 minutos que duró el duelo en la cancha Manolo Santana.

En el mismo escenario pero en el turno anterior, Djokovic arrancó la defensa del título con un 6-1, 4-6 y 7-5 sobre el español Nicolás Almagro tras verse 3-0 abajo en el set definitivo.

Nadal se medirá este miércoles en octavos al australiano Nick Kyrgios, que batió al estadounidense Ryan Harrison por 6-3 y 6-3, mientras que Djokovic chocará con otro español, un Feliciano López que derrotó al francés Gilles Simon por 6-3, 3-6 y 7-6 (7-3).

"Fognini es un rival complicado, difícil de entender muchas veces, pero soy consciente que hoy (miércoles) he jugado mal", admitió Nadal en la pista tras celebrar con rabia el triunfo. Y después en la rueda de prensa fue un poco más allá: "No es ninguna autocrítica, sino realismo. No es que haya jugado mal, sino muy mal".

Toni Nadal, entrenador y tío del exnúmero uno del mundo, siempre destaca que una de las principales virtudes de su sobrino es ganar jugando mal. "Es algo que tienen los mejores del mundo", opinó después el tenista, que se fue a los 37 errores no forzados, algo totalmente inusual en él.

El campeón de 14 Grand Slam enumeró las razones que, según él, le hicieron no estar a su nivel: la altitud de Madrid (casi 700 metros sobre el nivel del mar), la otitis que sufrió en los últimos días, un rival que no da ritmo, el viento que hubo en la pista y los nervios del debut en casa.

"Dentro de lo mal que he jugado, la actitud y las ganas de ganar han estado a la altura. El nivel de juego no ha estado a la altura, pero se ha superado una primera ronda nada cómoda" "Dentro de lo mal que he jugado, la actitud y las ganas de ganar han estado a la altura. El nivel de juego no ha estado a la altura, pero se ha superado una primera ronda nada cómoda", destacó.

"Ganar un partido así es vital. Si mañana (jueves) vuelvo a jugar mal, pues me iré para casa, pero ganar hoy me da la opción de competir bien mañana. Durante el año siempre hay partidos en los que uno juega mal. Y superarlos tiene un valor mucho más importante. Mentalmente te haces fuerte", añadió.

"Sacar este tipo de partidos te da la oportunidad de hacer un click en el siguiente partido. Espero que hay sido un mal día y estar mañana preparado".

Incómodo de principio a fin, Nadal fue casi siempre a remolque. Salvó una pelota de set en contra en la primera manga y entregó su saque cuando sacaba con 5-3 para cerrar el partido. Sin embargo, consiguió atar el partido al resto con su segundo match point.

Djokovic también sufrió para doblegar a Almagro en su primer partido desde que rompiera su relación con el equipo que le acompañó en el circuito durante la última década.

Pocos días antes del arranque del certamen en la Caja Mágica, Djokovic anunció que no seguirá trabajando con el entrenador Marian Vajda, el fisioterapeuta Miljan Amanovic y el preparador físico Gebhard Phil Gritsch. Los tres lo acompañaron desde que el serbio explotó en el circuito y junto con ellos llegaron los 12 títulos de Grand Slam y los 30 de Masters 1000 que luce en su palmarés.

Este miércoles estuvieron en su palco su hermano Marko Djokovic y el "gurú" español Pepe Imaz, un extenista que muchos medios apuntaron como el responsable de la ruptura entre "Nole" y el técnico Boris Becker a finales de 2016.

Djokovic arrancó este año ganando el título en Doha, pero después fue incapaz de superar la ronda de los cuartos de final en los cuatro torneos que disputó. Si el año pasado aterrizó en Madrid con 28 victorias y dos derrotas, éste lo hizo con 14 triunfos y cuatro caídas.

Y este miércoles sufrió más de la cuenta ante Almagro, número 76 del ránking pero ex "top ten". "Almagro es un jugador con mucha calidad y cuesta leerle el juego en esta superficie y con esta altitud", dijo Djokovic.

"He tenido mucha suerte en el partido. Nos vemos mañana(jueves)", añadió el número dos del mundo, que se arrancó a hablar en español en la pista Manolo Santana.

En el resto de la jornada no hubo grandes sorpresas. El croata Milos Raonic, el japonés Kei Nishikori, el checo Tomas Berdych y el australiano Nick Kyrgios avanzaron a los octavos. El francés Jo-Wilfried Tsonga, décimo cabeza de serie, se retiró por un problema de hombro y su rival, el español David Ferrer, se clasificó sin jugar.

Quinto preclasificado, Raonic venció 6-4 y 6-4 a Gilles Müller y se enfrentará al belga David Goffin, mientras que Nishikori remontó ante el argentino Diego Schwartzman por 1-6, 6-0 y 6-4 y chocará con Ferrer.

Berdych, por su parte, superó al holandés Robin Haase por 7-6 (7-5) y 6-3 y tendrá como rival al alemán Alexander Zverev o al croata Marin Cilic.

El uruguayo Pablo Cuevas remontó al francés Nicolas Mahut y con su triunfo por 5-7, 6-4 y 6-4 accedió también a los octavos de final. Su contrincante saldrá del duelo entre el suizo Stan Wawrinka y el francés Benoit Paire, que cierra más tarde la cancha central.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario