Nadal y Federer jugaron juntos por primera vez y ganaron en la Copa Laver
Los número uno y dos del mundo dieron un espectáculo al vencer a los norteamericanos Sam Querrey y Jack Sock en la segunda ronda del certamen que se juega por primera vez y que domina Europa por 9-3 sobre un equipo del resto del mundo

PRAGA.- Rafael Nadal y Roger Federer, los dos mejores jugadores del mundo, disputaron este sábado en Praga de su primer partido de dobles juntos en un emocionante encuentro frente al dúo estadounidense formado por Sam Querrey (16) y Jack Sock (21), a los que derrotaron por 6-4, 1-6 y 10-5 en el desempate definitivo.

Animados por los 20.000 espectadores que llenaban el O2 Arena, los números uno y dos del ránking mundial ATP lograron dos valiosos puntos para Europa en la segunda jornada de la Copa Laver, que se juega por primera vez en honor al icono australiano Rod Laver.

Al cierre del sábado, el marcador arroja un global de 9-3 favorable para los europeos, capitaneados por el icono sueco Björn Borg, y que se enfrentan a una selección del resto del mundo liderada por otro mito como John McEnroe.

Nadal y Federer, eternos rivales en el circuito individual pese a su gran amistad, se mostraron compenetrados desde el primer momento, a pesar de no haber jugado nunca juntos en el mismo lado de la red, y ofrecieron un digno espectáculo, no exento de momentos curiosos, que denotaban su falta de experiencia juntos en dobles.

Pero supieron desde el arranque neutralizar el juego serio del rival, que no era otro que el campeón de dobles de la edición 2014 de Wimbledon y medallista en Río de Janeiro, el jugador de Nebraska Jack Sock, al que acompañaba Sam Querrey.

En algún momento, el partido se convirtió en una exhibición, con Federer y Nadal riendo y escenificando lo que parecía un espectáculo festivo, lo que no restó rivalidad al acto.

Así, los europeos se llevaron la primera manga, con el público del O2 Arena volcado.

En ese misma tónica de espectáculo prosiguió el partido, donde la iniciativa la tenían los americanos, pero los europeos respondían con buenos golpes defensivos.

Los estadounidenses lograron rotura de saque en el cuarto juego y mantuvieron luego su servicio, para lograr un parcial de 1-4, una distancia que se vio aumentada hasta cerrar el parcial por 1-6, con lo que hubo que recurrir al desempate, en el que Nadal y Federer estuvieron más certeros.

"Fue divertido. La primera vez que jugamos juntos, fue un momento increíble", declaró Nadal tras el encuentro. "Los dos apreciamos el apoyo del púbico. Pero estamos sobre todo muy contentos de haber ganado", añadió.

Su compañero hoy destacó que este torneo le ha exigido desde el inicio mucha concentración. "Estuve muy concentrado desde el inicio, y no quería empezar mal el torneo. Estoy muy contento de haber jugado, y de que esta fuera nuestra primera vez juntos", dijo Federer sobre el histórico partido.