O.J. Simpson sale de la cárcel después de nueve años
El exjugador tendrá que cumplir determinadas condiciones. Si viola alguna de las normas podría regresar a prisión

LAS VEGAS.- El exjugador de fútbol americano O.J. Simpson salió este domingo de la cárcel tras cumplir nueve años de condena y ser indultado el pasado julio, informó Brooke Keast, una portavoz de la prisión estatal de Nevada.

"O.J. Simpson está fuera, es un hombre libre", dijo Keast a la CNN. Abandonó la prisión estatal de Nevada en Lovelock poco después de la media noche, antes de lo previsto, para evitar la atención mediática, explicó.

El abogado de Simpson, Malcom LaVergne, había avanzado el sábado que saldría en libertad y finalmente el exdeportista, de 70 años, salió en la mañana del domingo y fue recogido por un amigo.

En julio una comisión de revisión de penas de Nevada decidió que Simpson podría abandonar la cárcel en octubre. Fue condenado en 2008 a un máximo de 33 años por robo a mano armada y lesiones, pero en realidad saltó a los titulares por un mediático juicio anterior en el que se lo acusaba del asesinato de su exesposa y en el que fue declarado inocente.

El también presentador de televisión y actor ("The Naked Gun") está ahora libre, pero tendrá que cumplir determinadas condiciones, como no excederse en el consumo de alcohol y será sometido regularmente a tests de alcoholemia. Si viola algunas de las normas podría volver a la cárcel.

La portavoz de la prisión contó cómo le dijo a Simpson que no vuelva a la cárcel y él respondió que no pretendía hacerlo. "Estaba eufórico, amable y parecía feliz de poder avanzar en su vida".

Tras ser condenado en 2008, el tribunal estableció que no podía considerarse una salida en libertad condicional antes de 2017, por lo que era obligado que cumpliera nueve años de prisión.

Simpson y varios cómplices entraron en 2007 armados en una habitación de hotel en Las Vegas y obligaron a dos coleccionistas a entregarles trofeos. Él afirma que quería recuperar algunos recuerdos personales.

En el proceso de 2008 no se abordó la muerte de la exesposa de Simpson, Nicole Brown, y su amigo Ronald Goldman. Simpson fue acusado en 1994 de haber apuñalado a ambos por celos, por lo que fue juzgado un año más tarde.

Pese a la existencia de muchas evidencias en su contra, finalmente fue declarado inocente por el jurado en un caso en el que sus abogados consiguieron hacer pesar a su favor el hecho de ser negro y el temor a que fuese condenado por motivos racistas.

Su huida de la policía, que quería detenerlo, fue retransmitida en directo por las cámaras de televisión y fueron emitidos también los 134 días del juicio.

Dos años después en un juicio civil sí fue declarado culpable del doble crimen y condenado a pagar 33,5 millones de dólares a los familiares de Brown y Goldman.