El filipino Manny Pacquiao quiere probar al mundo este domingo en Brisbane (Australia) que tiene la fuerza para seguir en el boxeo al exponer su título de peso wélter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) ante el australiano Jeff Horn.

El filipino, de 38 años, llegará a la llamada 'Batalla de Brisbane' con una marca de 59 triunfos, 38 por la vía rápida, seis derrotas y dos empates, mientras que Horn, de 29, resume su carrera invicta en 16 combates, con 11 triunfos antes del límite y un empate.

Dada su condición de miembro del Senado filipino, Pacquiao ha estado rodeado de un hermético dispositivo de seguridad que ha frustrado a los australianos en su intención de verle de cerca y obtener autógrafos y fotografías.

La experiencia será un factor clave en la pelea y tal vez sea a favor de Pacquiao, quien peleó por vez primera en enero de 1995, mientras que Horn, con apenas cuatro años como profesional, debutó en marzo de 2013 y está obligado a mostrar todo su repertorio para salir avante.

Pacquiao es una de las máximas estrellas del pugilismo junto con el estadounidense Floyd Mayweather, con quien pretende enfrentarse nuevamente.

La última de las 38 victorias por KO del senador Pacquiao fue en 2009, pero para esta nueva cita ha dicho que cumplió su mejor preparación.

Su entrenador, Freddie Roach, reveló que ha derribado a varios en sus sparrings, lo que confirma su percepción de que la pelea con Horn será "muy breve".

El entorno de Horn ha acusado al equipo de Pacquiao de tomarse a la ligera la pelea, y ve como falta de respeto el que emitan referencias permanentes a una eventual revancha con Floyd Mayweather, o que en reciente conferencia de prensa el campeón hubiera activado su teléfono móvil para enviar mensajes de texto.

Un triunfo catapultará decididamente la carrera del australiano, que en 16 combates no ha salido de su país.

"No voy a decir que lo voy a noquear, pero es una pelea que estoy en condiciones de ganar", declaró Horn.

En la pelea se celebrará en el Suncorp Stadium de Brisbane y los organizadores creen que los 52.500 estarán ocupados.

La última pelea del filipino ocurrió 5 de noviembre de 2016 cuando superó, por decisión unánime en doce asaltos, al estadounidense Jessie Vargas en Las Vegas.

El combate también promete romper el récord de ventas de Pago Por Per en Australia y se cree que la retransmisión en vivo puede tener una sintonía de 95 millones de hogares en Estados Unidos.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas