MIAMI.- La polémica entre Edinson Cavani y Neymar en el París Saint-Germain lejos de disminuir va en aumento. A la polémica entre el delantero uruguayo y el jugador más caro de la historia se sumó ahora un ofrecimiento realizado por el presidente del PSG al atacante para que deje cobrar los penales al brasileño.

En una nota publicada en el diario El País de España, aseguran que Nasser Al-Khelaifi, mandamás del equipo galo habría utilizado a un intermediario para ofrecerle a Cavani un millón de euros con tal que le permita a su compañero lanzar los cobros desde el punto penal. La respuesta de Cavani fue negativa.

De acuerdo con la publicación, el delantero charrúa habría argumentado que tenía cuatro temporadas en el equipo en las que se ganó ser el tercer capitán, por lo que seguiría lanzado los penales.

Neymar, quien se perdió el pasado encuentro del PSG por una molestia en un pie (empataron sin goles ante el Montpellier), también habría sido tanteado por Al-Khelaifi, pero el jugador brasileño también mantiene su posición, por lo que los capitanes Thiago Silva y Thiago Motta, siguen tratando de limar asperezas entre sus compañeros.

La polémica entre Cavani y Neymar surgió en un partido en el que el brasileño le pidió cobrar un tiro penal ante lo que el uruguayo se negó. Antes, el también brasileño Dani Alves, le negó el balón al charrúa en un tiro libre para que lo terminara cobrando su compatriota.

Otro episodio que evidencia el mal ambiente que hay con Cavani y Neymar en el PSG, ocurrió durante la celebración del cumpleaños de Thiago Silva, a la que asistió prácticamente toda la plantilla a excepción del uruguayo.

Según la radio "RMC", solo faltaron a la llamada de Thiago Silva la estrella uruguaya, el alemán Julian Draxler y el francés Layvin Kurzawa.

Asistieron los otros brasileños de la plantilla -Neymar, Dani Alves, Marquinhos y Lucas-, además del delantero galo Kylian Mbappé y del mediocampista italiano Marco Verratti.

El cuerpo técnico estuvo también representado por un brasileño, el exfutbolista Maxwell, que hace las veces de contacto entre el vestuario y la dirección.

La fiesta tuvo lugar a pocos días de que el PSG reciba el miércoles al Bayern de Múnich en la fase de grupos de la Liga de Campeones y en un contexto en el que la unidad del grupo parece comprometida.

FUENTE: REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuál será la principal consecuencia luego de los resultados de las elecciones en Venezuela, señaladas de fraude?

El régimen de Maduro quedará más deslegitimado
Se afianzará el régimen de Maduro y se debilitará la oposición
ver resultados

Las Más Leídas