CIUDAD DE MÉXICO.- El futbolista mexicano Rafael Márquez, capitán de la selección de México, negó hoy tener vínculos con el narcotráfico, después de haber sido señalado como supuesto testaferro de un narcotraficante por Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

"Niego categóricamente cualquier relación con alguna de estas organizaciones y con los hechos referidos en las diversas notas periodísticas", dijo en conferencia de prensa tras varias horas de declarar ante la Fiscalía general mexicana, a la que se presentó voluntariamente.

"Comprendo la situación jurídica en la que me encuentro y de inmediato me abocaré al esclarecimiento de los hechos con el apoyo de mi equipo de abogados", señaló el futbolista de 38 años, que manifestó que este es "el partido más difícil" que ha jugado.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC) designó hoy a Márquez como presunto socio del narcotraficante Raúl Flores Hernández y lo incluyó en una lista negra que abarca a 22 personas y 43 empresas.

El futbolista, ex jugador del Barcelona, no acudió hoy a los entrenamientos del equipo Atlas, su club actual, en la ciudad de Guadalajara, 550 kilómetros al noroeste de la capital mexicana.

Márquez acudió por la tarde a la Fiscalía general para rendir su declaración y luego, en las instalaciones de su equipo, aseguró que colaborará con las autoridades "en la medida de lo posible" con las investigaciones.

La Procuraduría General de México informó que "trabaja coordinadamente con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos" y que actuará conforme a la ley en este caso. "Seguiremos en estrecha colaboración con las autoridades de Estados Unidos de América", indicó.

Además del futbolista, la lista de la OFAC incluye al cantante mexicano Julio César Álvarez Montelongo, conocido como Julión Álvarez, quien también negó cualquier vínculo con Flores y señaló que las acusaciones en su contra son "producto de la envidia".

Las autoridades estadounidenses indicaron que el jugador tiene una relación de más de dos décadas con Flores, que tiene "alianzas estratégicas" con el liderazgo del Cártel de Sinaloa y del Cártel Jalisco Nueva Generación en México y al que se le confiscaron diversos bienes.

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario