Real Madrid se mide al mejor Borussia Dortmund buscando alejar los fantasmas
El equipo blanco visita al equipo alemán que pasa por un gran momento a diferencia del conjunto español que no ha encontrado regularidad en este comienzo de temporada

DORTMUND.- El Real Madrid visitará este martes al Borussia Dortmund en la segunda jornada de la Liga de Campeones, un rival en un espléndido momento que contrasta con las dudas que está ofreciendo el actual monarca continental.

El Signal Iduna Park será una caldera para recibir al conjunto de Zinedine Zidane en un partido que es promesa de espectáculo por la naturaleza ofensiva de ambos equipos y el buen número de futbolistas talentosos que habrá sobre el campo.

Embed

El Real Madrid acude a Dortmund después de ganar 3-0 ante el modesto Apoel de Nicosia en la primera jornada de la Champions, pero con muchas incógnitas por resolver. Su arranque de temporada no fue tan brillante como se suponía y está a siete puntos del Barcelona en la Liga española cuando apenas se disputaron seis jornadas.

Su dificultad para convertir en gol las múltiples ocasiones que genera y los espacios que deja atrás le convirtieron en un equipo vulnerable y expuesto a la derrota. Algo que sin duda deberá solucionar si no quiere llevarse un disgusto de Alemania.

La única mancha del Borussia Dortmund esta temporada llegó precisamente en la jornada inaugural de la Liga de Campeones, cuando cayó 3-1 ante el Tottenham inglés. Un resultado que le obliga a no caer ante el Real Madrid si no quiere quedarse muy atrás en la pelea por entrar en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Ese es el mayor peligro -y no pequeño- que tiene el choque ante el Real Madrid para el equipo de Peter Bosz. Le alienta ver su sensacional momento de forma.

El sábado aplastó 6-1 al Borussia Mönchengladbach y se colocó como líder en solitario de la Bundesliga con 16 puntos y una diferencia de goles de +18, un registro anotador nunca visto en las primeras seis jornadas de los 55 años de historia del torneo alemán. Como el Real Madrid, el Dortmund es una máquina de fabricar ocasiones. Y las convierte.

El equipo de Zidane contará con la ausencia de sus dos laterales zurdos puros, Marcelo y Theo Hernández, ambos lesionados, por lo que Nacho Fernández actuará en esa posición y la línea defensiva quedará completa con Sergio Ramos, Raphael Varane y Dani Carvajal.

En el centro del campo son seguros Carlos Casemiro y Luka Modric. Luego viene la duda, pues Toni Kroos fue convocado, pero arrastra unas molestias físicas. Zidane tiene al alemán, Marco Asensio e Isco para dos puestos.

Dando por seguro que Cristiano Ronaldo será el delantero titular, Gareth Bale tiene todas las opciones para acompañarle en la punta porque descansó ante el Alavés en la última jornada de la Liga española, lo que se puede entender como una señal nítida sobre su titularidad.

El Borussia Dortmund cree conocer las claves del choque y su director deportivo, Michael Zorc, apuntó en la víspera: "Contra el Real Madrid necesitas confianza en ti mismo. Y eso lo tenemos después de las últimas semanas".

"Vamos con el pecho erguido y queremos mandar una señal", dijo el centrocampista Julian Weigl sobre el duelo. "Siempre es una sensación especial medirse al Real Madrid. Y es un equipo que se nos da bien", añadió.

Con el español Marc Bartra sólidamente instalado en el centro de la defensa del Dortmund, el peligro ofensivo del equipo alemán vendrá de las botas de Mario Götze, el francés Pierre Obameyang, el joven Maximilian Philipp, el estadounidense Christian Pulisic y el ucraniano Andriy Jarmolenko, unas de las sensaciones de la Budesliga en este arranque de temporada.

El conjunto amarillo lleva 41 partidos seguidos de Liga sin perder en su estadio y el Real Madrid no ganó nunca en las seis visitas que realizó a la ciudad alemana, donde siempre sufrió el contraataque local y el espectacular ambiente del Signal Iduna Park.

El árbitro holandés Björn Kuipers será el mismo de la semifinal de 2013, en la que el Dortmund aplastó 4-1 al RealMadrid. Poco después, Jose Mourinho dio por terminada su carrera como técnico blanco.